Brown de Madryn ya se animó con River: ¿podrá con Boca?

Comentarios()
Copa Argentina
El conjunto de Chubut eliminó a Chacarita de la Copa Argentina y, ahora, será rival del Xeneize. Ya había enfrentado al Millonario en la B Nacional.

Guillermo Brown de Puerto Madryn fue fundado en 1945 y todavía no tuvo la posibilidad de jugar en Primera División. Apenas pudo disputar cuatro temporadas en la B Nacional: la 2011/12, en 2015, el torneo corto de 2016 y esta última. En su primera experiencia en la segunda categoría del fútbol argentino tuvo la posibilidad de enfrentarse a River y, este año, tras derrotar a Chacarita en la primera ronda de la Copa Argentina, espera por Boca, pudiendo así enfrentarse a los clubes más grandes del fútbol argentino sin haber pisado jamás la máxima categoría.

El club de Chubut comenzó a apostar por el fútbol en la década del 2000, poco después de que el Torneo Argentino A y B reemplazara al Torneo del Interior como la tercera categoría del fútbol argentino para las instituciones del interior del país. El giro de 180 grados lo consiguió de la mano de Carlos Eliceche, quien fuera concejal, luego intendente de Puerto Madryn y, finalmente, diputado nacional por el Frente Para la Victoria, banca que se ganó en las elecciones de 2011. Fue presidente de la entidad entre el 2000 y el 2015, antes de ser reemplazado por Néstor Lorenzetti, un exjuez de la ciudad y actual Inspector del Superior Tribunal de Justicia de la provincia.

Si bien en la última temporada peleó el descenso y llegó a jugar el desempate ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza para no regresar al Argentino A, ahora, bajo la conducción de Gastón Esmerado (ex-Arsenal) y con nombres con experiencia en el fútbol argentino, como Lucas Landa, Jonatan Bauman y Tito Ramírez, peleó por conseguir su primer ascenso a Primera. Chacarita, finalmente, se quedó con el segundo puesto del torneo.

En 2012, Brown se dio el lujo de darle un golpe al Millonario cuando fue a visitarlo al Monumental: allí, ante todo un estadio que esperaba una goleada ante el débil conjunto del sur del país (como local había caído 4-1 con dos goles de Cavenaghi, uno de Ocampos y otro del Chori Domínguez), se llevó un 2-2 en el último minuto que dejó a los de Matías Almeyda sin la punta de la tabla. Este miércoles en Mendoza será la fecha y el lugar señalados para ver si también puede bajar al campeón del fútbol argentino.

Cerrar