Noticias En directo
Real Madrid

Zidane se abona al 4-4-1-1 para el Real Madrid

10:00 CEST 2/8/19
2019-07-21 Zidane Real Madrid
El técnico utilizó este nuevo sistema en la Audi Cup. Hazard e Isco jugaron en la mediapunta, mientras que el doble pivote fue Kroos-Valverde

ANÁLISIS

Zidane ya lo avisó al final de la pasada temporada. Prometió cambios en los nombres, el espíritu y hasta el dibujo de su plantilla para la 2019-20. Capítulos que se están cumpliendo con suerte desigual en lo que va de pretemporada, dicho sea de paso. La Audi Cup fue el último banco de pruebas para su nuevo Real Madrid, y destacó el sistema utilizado tanto frente al Tottenham como frente al Fenerbahçe: un 4-4-1-1 que, vista la insistencia del técnico blanco en Múnich, ‘amenaza’ con quedarse esta nueva campaña en el Santiago Bernabéu.

Un sistema que en ataque es prácticamente gemelar al 4-2-3-1 que ya usaba el equipo blanco con Jose Mourinho hace unos años, pero con la particularidad quizás de que en defensa estática se acerca más a un clásico 4-4-2, eso sí. Tanto en el primer partido como en el segundo en Múnich Zidane hizo pruebas que invitan a pensar que puede abonarse a este dibujo

Especialmente, porque ante el Fenerbahçe probó con este dibujo aun teniendo a Fede Valverde en el once inicial. Durante toda la gira por Estados Unidos, Zidane no pudo usar ni al uruguayo ni a Casemiro (se incorporaron más tarde por la Copa América), con lo que flotaba aún la duda de si utilizó el doble pivote Kroos-Modric ante Bayern, Arsenal y Atlético por convicción o porque no tenía más activos para la medular. Y visto que en ante el equipo turco la dupla en el centro fue Valverde-Kroos, parece claro que este dibujo con un doble pivote podría volver al centro del campo madridista como complemento del 4-3-3 de los últimos años. O incluso como sustitutivo, quién sabe.

Y es que, asimismo, este 4-4-1-1 le permitiría a Zidane solventar un problema con la configuración actual de su plantilla: el exceso de extremos y la escasez de interiores y pivotes (ver gráficos adjuntos). Así las cosas, ante el Tottenham, utilizó a Eden Hazard como ‘10’ sobre el campo, mientras que ante el Fenerbahçe fue Isco Alarcón el que ocupó esa demarcación de mediapunta. Incluso Brahim y James Rodríguez (si finalmente se quedase en la plantilla) podrían figurar también en ese rol, de manera que los dos flancos podrían despejarse ligeramente, toda vez que, a día de hoy y con el 4-3-3, hasta siete jugadores parecen destinados a pelear por apenas dos plazas.

LA DUPLA VALVERDE-KROOS, MEJOR QUE MODRIC-KROOS

Vistos los indicios sobre la mesa que invitan a pensar en el aterrizaje definitivo del 4-4-1-1, no es menos cierto tampoco que los resultados obtenidos hasta el momento son irregulares. Especialmente, en defensa. Y es que el doble pivote formado por Kroos-Modric se ha antojado incapaz de abarcar todo el centro del campo para imponerse. Eso sí, ante el Fenerbahçe, ya con Fede Valverde, el Real Madrid tuvo bastante más control territorial en la parcela ancha del campo. Pequeños brotes verdes. La clave definitiva la dará Casemiro cuando regrese a jugar un partido. Ahí, ya con todos los efectivos a disposición de Zidane, se podrá comprobar mucho mejor la viabilidad y efectividad de este nuevo sistema para los intereses merengues.