Noticias En directo
Chile

Una columna vertebral para soñar con cualquier cosa

16:41 CEST 30/8/17
Chile
Claudio Bravo, Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez representan todo para el equipo de Pizzi: experiencia, nivel, jerarquía y trabajo juntos.

Cuando Claudio Bravo tiene la pelota, levanta la cabeza y casi siempre tiene la situación controlada. Sabe que a unos metros aperecerá Gary Medel, abriéndose todo lo posible para recibir sin marcas y con mucho espacio. Luego, el Pitbull reconoce cómo continuará la cadena. Unos metros más adelante figura Arturo Vidal, que se mueve cerca del mediocampista central, Marcelo Díaz. Suele recibir de costado, orientado para girar y comenzar el ataque. Arriba, Alexis Sánchez se prepara para desatar al demonio. 

Claudio Bravo. Gary Medel. Arturo Vidal. Alexis Sánchez. Cuatro nombres que hace dos períodos mundialistas que encabezan a Chile y que ya tienen dos Copa América en el bolsillo (2015 y 2016). Cuatro apellidos reconocidos entre lo mejor del mundo. Cuatro individualidades que funcionan muy bien en el juego colectivo que hoy propone Juan Antonio Pizzi, y antes Jorge Sampaoli. Cuatro personalidades demasiado fuertes que, por diferentes razones, no sólo nunca chocaron (más allá de algún que otro celo) sino que representan una idea de unión dentro del imaginario popular.

¿Qué otra Selección tiene una columna vertebral mejor? Probablemente ninguna. Alemania, quizás, con el tándem Neuer-Hummels-Kroos-Müller, aunque por los cambios que suele hacer Joachim Löw, no siempre suelen jugar juntos, especialmente por el lado de Müller (al equipo alemán le sobran las variantes y en la posición del crack del Bayern Munich, que ahora no tiene regularidad con Ancelotti, también compiten Draxler, Reus, Gómez, Gundogan, Götze y varios más). Por otro lado, Neuer no fue citado a esta doble fecha de clasificatorias europeas por una larga lesión que arrastra desde la temporada 2017/18.

Ni siquiera Brasil, probablemente la mejor Selección del momento, puede elegir un jugador por línea que se complemente con el resto y conforme un muro de tranquilidad y jerarquía. A Alisson, Thiago Silva, Casemiro y Neymar todavía no se los reconoce como un bloque. Mucho menos a Argentina, en pleno proceso de transformación y sin que Sampaoli haya debutado en una prueba verdadera. En Francia, Lloris-Varane-Pogba-Griezmann están lejos de consolidar esta idea, y a España (De Gea, Ramos, Busquets y Costa) le faltaría un nombre arriba que esté a la altura del resto.

En el fútbol están claras varias cosas: con una columna vertebral muy buena no se puede ganar un título serio si el resto del equipo no acompaña a una altura similar. Para conseguir un Mundial, se necesitan al menos ocho jugadores muy buenos o excelentes. Por más que los cuatro mejores ocupen las posiciones más importantes y centrales de un equipo, no podrían lograrlo. Chile, obviamente, tiene alrededor nombres que respaldan a los cuatro cracks (Jara, Marcelo Díaz, Vargas, Valdivia, Aránguiz).

¿En qué se diferencia la columna vertebral de Chile? Varios aspectos.

Continuidad. 

No hay partido de La Roja que se empiece sin las 'fichas' seguras. Eso ocurre hace más de cinco años y hasta promete mantenerse -por qué no- rumbo al Mundial 2022.

Éxito.

Parece obvio que los nombres solos no pueden hacer nada. Es decir, Romero-Otamendi-Mascherano-Messi quizás se podrían haber consolidado en algún momento, pero las caídas y los golpes desgastan mucho, especialmente para procesos en los que se destaca el paso del tiempo entre fecha y fecha. Dos o tres meses sin competencia pueden destruir todo si atrás no hay un respaldo fuerte. La columna de Chile duerme en paz: no sólo son ganadores, también ídolos e indiscutidos en la historia de La Roja.

Una idea.

No alcanza con juntar nombres y disponerlos en el campo de juego. Lo que se necesita es un funcionamiento. Chile, más allá de los cambios al frente del equipo, mantiene la escencia: cuidar la pelota, ser agresivo, no retroceder, buscar protagonismo.

Experiencia.

Claudio Bravo (34 años). Gary Medel (30). Arturo Vidal (30). Alexis Sánchez (28). Una edad justa que equilibra la plenitud física con la acumulación de años encima. Los cuatro ya tienen dos Mundiales encima con una regularidad ininterrumpida.

Actualidad

Será lo que termine de definir si Chile clasificará al Mundial Rusia 2018. Si lo hace, la expectativa se mantendrá hasta la gran cita. Es decir, Pizzi necesita que los cuatro se encuentren en un momento especial para lograr cosas grandes. Hoy, la situación no luce bien para Claudio Bravo, suplente de Moraes en Manchester City. Medel, por su parte, comienza a adaptarse en el Besiktas como pareja de defensa con Pepe, mientras que Vidal se mantiene como esencial en el Bayern Munich y Alexis se prepara para -finalmente- irse de Arsenal hacia el equipo de Guardiola.

Es posible que, al final del camino, una individualidad como la de Messi, un funcionamiento colectivo como Brasil o una mayor cantidad de jugadores de muy buena jerarquía (como España o Francia) terminen superando la gran virtud del equipo de Pizzi. Pero lo cierto es que La Roja cuenta con una virtud que casi ninguna otra Selección posee: una columna vertebral fija, sólida y definida con la que se puede aspirar a cualquier cosa.