Noticias En directo
The Strongest

Farías no piensa en volver a The Strongest

1:51 CEST 22/8/17
Farias7
El entrenador venezolano se despidió de la hinchada y dijo que es muy difícil que retorne a Bolivia.

Con la espina de no haber conseguido todo lo que se propuso con The Strongest, pero con la satisfacción de haber posicionado al club entre los mejores del continente, el entrenador venezolano César Farías se despidió este lunes del club y de la afición boliviana aclarando que no existe un acuerdo para que vuelva a dirigir al Tigre en caso de que no reciba el castigo de dos años que pende sobre él.

Farías convocó a una conferencia de prensa en un hotel de la zona sur, dijo sus verdades sobre su salida de The Strongest y sobre su futuro que aún está nubloso.

“Estoy desvinculado del Tigre porque se venció un contrato, no me echaron ni me fui, pero tampoco tengo un acuerdo para volver”, dijo Farías en referencia a las palabras de un directivo del club paceño que anunció que las puertas del club estaban abiertas para el entrenador en caso de que no sufra de un castigo por el manotazo que dio al directivo de Oriente Petrolero, Benjamín Saucedo.

“No tengo ningún acuerdo con nadie, ni de volver acá, ni a la Selección Nacional. Son manifestaciones de algún dirigente tal vez con alguna ligereza de no conocer el tema”, aseguró el entrenador desmintiendo la versión de un posible arreglo entre el presidente del club, César Salinas, y su persona para que pueda asumir el mando de la Verde en caso de que el titular atigrado gane las elecciones en la Federación Boliviana de Fútbol.

Farías dijo que se siente perjudicado cuando se lo señalan que está suspendido, aclaró que actualmente está en una apelación sobre un fallo que para él es injusto y que tiene fe que saldrá sin el castigo que le impusieron anteriormente.

Farías también habló sobre su relación Salinas, la cual dijo que ahora pasa por un mal momento, pero que se queda con las cosas buenas que dejó.

"Se venció la relación (con César Salinas), queda sin ningún tipo de problemas, pero prefiero buscar otros caminos en este momento. Lo veo extremadamente difícil aceptar un ofrecimiento para la selección”, dijo el entrenador llanero quien afirmó que no hubo alguna agresión sobre el titular atigrado como se vio en algunas páginas del club.

Farías dijo también que es mentira que él no pidió refuerzos, sí lo hizo pero quiso que sean de nivel como Jhasmani Campos o Bruno Miranda, no un jugador de la tercera división de Argentina como le proponían.

Además aseguró que se va con el sabor de no haber logrado lo que quería con el Tigre. “Me voy con la espina de no haber logrado el objetivo en la Copa Libertadores pero la ilusión nadie me le va a quitar, y también me alegraré el día que un equipo boliviano llegue. Wilstermann sigue en carrera y ojalá lo consiga", dijo el entrenador.

Por el momento el futuro de Farías es incierto, deberá esperar para que pueda ser contratado nuevamente por un club del exterior porque en Bolivia es muy poco probable que vuelva a dirigir por sus altos montos económicos.