2018: el 'Annus horribilis' de la selección de España

Comentarios()
GETTY Images
La Roja ha contado con tres seleccionadores y dos eliminaciones -Copa del Mundo y Nations League- en estos 365 días para el olvido.

España cierra un 2018 que se podría calificar como 'annus horribilis'. La selección que fuera campeona del Mundo y de Europa dijo adiós prematuramente a los dos torneos en los que participó, además de contar con hasta tres seleccionadores en este tiempo y dejar serias dudas sobre su futuro más inmediato.

En Goal hemos tratado de resumir en 10 puntos los aspectos más destacables en este nefasto año para la selección absouta.

1. Tres seleccionadores en un año

Uno de los detalles que mide la agitación que ha sufrido el combinado nacional es el hecho de haber contado hasta con tres seleccionadores en apenas 365 días. Un caso tremendamente singular en la Roja. Julen Lopetegui fue reemplazado el 14 de junio por el presidente de la RFEF, justo antes de que arrancara la Copa del Mundo, evidenciando el divorcio entre el mandatario y el míster vasco tras anunciar públicamente su fichaje por el Real Madrid. La destitución repentina del técnico provocó la llamada apresurada de Fernando Hierro como seleccionador en aquel convulso verano de 2018 que terminó trasladando la inquietud al césped.

Hierro se mantuvo en el cargo hasta la eliminación de España en los octavos de final de Rusia, apenas 28 días después de asumir el rol de entrenador de la selección absoluta. La vacante finalmente sería ocupada por Luis Enrique, cuya presentación se produjo el 9 de julio.

 

2. El adiós de tres jugadores importantes

La finalización de grandes eventos deportivos suele conllevar el adiós en las distintas selecciones de futbolistas importantes. Rusia 2018 supuso la despedida de tres jugadores importantes en el equipo nacional, como Gerard Piqué, David Silva y Andrés Iniesta, responsables directos de los últimos grandes éxitos de España y de los mejores momentos de la etapa dorada de la selección española.

David Silva Andres Iniesta Spain

3. El fracaso de Rusia 2018

La actuación de España en Rusia 2018 fue muy deficiente tanto en juego como en resultados. La Roja pasó sin pena ni gloria a octavos de final tras haberse medido en un grupo a priori no tan exigente ante Portugal, Irán y Marruecos. El encuentro ante los portugueses fue el único donde se aprecieron ciertos fogonazos para un equipo alejado de la brillantez del pasado.

El duelo de octavos ante los rusos confirmó la habitual incapacidad de España de doblegar a un anfitrión de un torneo y la fragilidad de un equipo que ya se estaba resquebrajando desde antes que arrancara el campeonato.

4. El debate de la portería

La mala actuación de la selección española provocó un debate a todos los niveles en la Roja y en todas las parcelas del campo. El papel del guardameta David de Gea durante Rusia , con solo una parada en los cuatro encuentros del torneo, hizo arrancar el debate sobre la titularidad del madrileño y la posibilidad de dar más oportunidades a Kepa. Las posteriores actuaciones en la Nations League del cancerbero del United situaron aún más la lupa sobre la meta de la Selección y del United.

 

5. ¿Quién debe ser el 9 de España?

El debate también se ha trasladado al otro área del campo. Diego Costa fue el delantero de la selección española en Rusia 2018, mientras que Rodrigo y Iago Aspas fueron los acompañantes del hispano-brasileño en la cita mundialista. Tanto Costa como Aspas -los dos más utilizados hasta la fecha- ya están en la treintena, por lo que implica la necesidad de un relevo que no parece llegar, aunque Paco Alcácer está de dulce, para ser ese referente en el ataque que fue David Villa, el gran espejo sobre el que mirarse todos los atacantes.

 

6. La búsqueda de estilo

El 'tiki-taka' fue santo y seña desde que Luis Aragonés tomara las riendas de la Roja en 2004 hasta casi nuestros días. El entrenador madrileño basó el juego de la Selección en el control del balón, en dominar con la posesión, merced al perfil de futbolistas que contaba en aquel entonces, tanto físicamente como tácticamente, más menudos pero con gran toque. Los últimos resultados deportivos y la marcha del equipo nacional de algunos estandartes como Xavi, Iniesta, Silva, Cazorla, Mata o Navas..., junto a la llegada de Luis Enrique al banquillo, han provocado ríos de tinta y cierta controversia sobre si es el momento del cambio, de buscar una España más vertical, con un estilo nuevo que podría llegar con el asturiano como seleccionador, dado que él también fue el responsable de una transición similar en el juego del Barcelona.  

Gerard Pique Sergio Ramos

El artículo sigue a continuación

7. El compañero de Ramos en la defensa

Otro de los grandes quebraderos de cabeza que espera a Luis Enrique en 2019, y que ya se ha manifestado desde el verano, es la búsqueda de nuevos centrales para la Roja. No solo para encontrar la pareja de baile a Ramos, sino también por empezar a buscar el recambio al de Camas para un futuro no muy lejano. La marcha de Piqué ha acelerado un proceso de selección que incluso ha llegado a traspasar nuestras fronteras, con los deseados Laporte y Lucas Hernández en la recámara hasta que fueron internacionales con Francia, y que tiene a Iñigo Martínez por delante de un grupo en el que destacan Nacho, Albiol y Azpilicueta. Varias alternativas, pero ninguna definitiva y contundente, menos el zaguero vasco, para sustituir la dupla Ramos-Piqué, de la cual se ha escrito mucho extradeportivamente hablando y que cuajaban un gran rendimiento sobre el verde.

8. Victorias históricas y mayúsculos tropiezos

España se ha mostrado bipolar en cuanto a los resultados cosechados en 2018. Por un lado ha llegado a firmar marcadores históricos, como el hecho de derrotar 6-1 en casa a Argentina en partido amistoso o el 6-0 a Croacia en Elche, dentro de la Liga de Naciones. Además de vencer de nuevo en un feudo tan histórico como Wembley, donde sumaba la selección su segundo triunfo en la historia, primero de carácter oficial.

Todos estos resultados chocan con las dudas mostradas en el Mundial contra rivales de menor entidad, especialmente ante Irán, Marruecos, e incluso Rusia, que condenaron a la eliminación definitiva en la Copa del Mundo. Para cerrar el ciclo nefasto, España concedía su primera derrota en casa ante Inglaterra en el Benito Villamarín tras 27 encuentros invicto.

9. Del cielo al limbo en la Nations League

El nuevo torneo ideado por la UEFA encuadró a España junto a Inglaterra y Croacia, dos de los triunfadores de Rusia 2018. Pese a las suspicacias iniciales, motivadas por el adiós prematuro en Rusia, la renovación del plantel y por las dudas que siempre conllevan una nueva etapa, estando en este caso Luis Enrique al frente, se logró vencer a las dos selecciones en los primeros envites y plantarse casi en la 'Final Four' con 6 puntos en dos partidos. Aquella euforia inicial se fue borrando hasta caer la selección al segundo lugar del grupo, el que no daba ni la plaza a la siguiente ronda ni el descenso a la siguiente liga. Es decir: en el limbo.

10. El próximo grupo de clasificación de la Eurocopa

El año natural y deportivo terminaba para España con un nuevo grupo de clasificación para la Eurocopa 2020 tras el sorteo efectuado, la más internacional y multitudinaria de todas las ediciones celebradas. La Roja se disputará uno de los dos billetes para la fase final ante Suecia, Noruega, Islas Feroe, Rumanía y Malta. Viejos conocidos para esta nueva etapa de la Selección, después de un año 2018 para olvidar y pasar página.

Cerrar