Riqui Puig, una esperanza que se desvanece

Comentarios()
Riqui Puig Barcelona
Getty Images
El centrocampista regresa al mismo estátus testimonial que tenía en 2018 con la diferencia que esta vez no puede jugar con el B y puede salir en enero

Riqui Puig se está quedando atrás. Descartó la invitación de Ronald Koeman para que saliera cedido en verano y ahora ve cómo Pedri González le adelanta por la derecha aun siendo cuatro años más joven. El entrenador holandés ha demostrado con creces que la edad y la falta de experiencia no son problemas para jugar en su equipo pero Riqui no está logrando convencerle. Su aportación esta temporada se limita a los tres minutos que disputó en la derrota a domicilio del Getafe, lo cual invita a pensar que se equivocó eligiendo seguir en el Barcelona.

Koeman nunca le mintió

Riqui tiene claro que el técnico "confía en mí y creo que me va dar oportunidades para demostrar mi potencial" según comentó hace un mes, cuando ni siquiera había debutado con el Barcelona en la presente temporada. Koeman le había advertido en cuanto a lo que podía pasarle si no se planteaba foguearse en otro club pero Riqui, más culé que el escudo, optó por seguir. Hoy su sitio está en la grada o incluso en su casa, pues en alguna ocasión el técnico incluso le ha dejado fuera de la lista aun teniendo sitio para él, como sucedió ante el Alavés.

riqui puig barcelona

El centrocampista optó por "entrenar con mis ídolos" porque "era como un sueño" pero hasta la fecha la apuesta no le ha salido bien. Sigue siendo "optimista" pero Koeman sabe que "los jóvenes no pueden estar con jugar y le he dicho que lo tiene complicado" tal y como admitió al principio de la temporada.

El holandés ha cambiado el sistema táctico y no necesita interiores sino mediocentros, mediapuntas y jugadores capaces de jugar en la banda, perfiles en los que Riqui no encaja del todo aun siendo un jugador "que tiene futuro aquí" tal y como entiende el entrenador. Su evolución tras irrumpir como un trueno para ir diluyendo su presencia invita a pensar que quizá haya llegado la hora de plantearse una cesión en el mercado de invierno.

Del debut soñado al vacío

Era la gran esperanza de la Masia desde incluso antes de la irrupción de Ansu y debutó en el primer equipo con una asistencia durante un partido de la Copa del Rey ante la Cultural Leonesa a las órdenes de Ernesto Valverde, que no volvió a contar con él. Quizá por ese motivo el centrocampista le regalara un me gusta al post de Instagram en la que el club anunció la destitución del txingurri.

riqui puig arthur valverde barcelona

El artículo sigue a continuación

Con Quique Setién sí tuvo oportunidades, hasta diez partidos disputó a las órdenes del cántabro y en la mitad fue titular pero la llegada de Pedri y Pjanic, la definitiva consolidación de Ansu Fati y el regreso de Coutinho le han cerrado las puertas de un vestuario al que no entró con buen pie tras algunos desencuentros con los pesos pesados.

Además, según desveló ESPN, en el club no sentó nada bien que no quisiera participar en el playoff de ascenso del filial a Segunda División y en lo deportivo ha vuelto al mismo punto que hace dos años, cuando jugaba poco o nada, pero con la diferencia de que hoy es jugador del primer equipo a todos los efectos y, por lo tanto, no puede jugar con el B. Si, como dice Koeman, necesita minutos es evidente que deberá buscarlos fuera.

Podrá negociar con quien quiera en enero

Su situación, de todas formas, es muy particular. Tiene contrato hasta junio de 2021 así que a partir del 1 de enero podrá negociar con quien quiera pero cabe esperar que dará prioridad al Barcelona como siempre ha hecho porque su sueño sigue siendo el de triunfar en azulgrana aunque cada vez está más claro que, para que ello suceda, deberá ganarse el sitio en otro equipo. El Porto y el Ajax ya mostraron interés por su cesión pero él priorizó al Barcelona. Las cosas, sin embargo, no han mejorado desde entonces y hoy la puerta a cambiar de aires está más abierta que nunca.

Cerrar