Quién es Thiago Almada, el pibe de Fuerte Apache que puede suceder a Tevez

Comentarios()
@Velez
Con apenas 17 años, no tiene techo. Nació en el mismo barrio que Carlitos, pero es Vélez quien ya empieza a disfrutar de su fútbol.

Fuerte Apache es Tevez y no hay dudas de ello, ya que Carlitos fue quien llevó su barrio al mundo del fútbol. Pero, quién sabe, en un futuro Fuerte Apache sea también Thiago Almada, el pibe de Vélez que surgió en el mismo barrio, que con su ingreso ante Aldosivi le cambió la cara al equipo y que ahora convirtió dos goles en su primer partido como titular en el Fortín.

Nacido el 26 de abril del 2001 en uno de los barrios más castigados del Gran Buenos Aires, Guayo juega a la pelota. Seguramente en un futuro se transformará en un futbolista con todo lo que ello representa, pero mientras tanto, el pibe juega. Y su frescura quedó demostrada por completo ante Defensa y Justicia, en su quinto encuentro en el equipo principal pero el primero desde el arranque, con la confianza total del Gringo Heinze para que responda de la mejor forma posible, más alla de que finalmente fue derrota en Varela.

El 2018 está repleto de emociones para Almada: hace algunos meses, más precisamente en mayo, recibió el llamado de Beccacece para que viaje al Mundial de Rusia como sparring. Allí se llevó todas las miradas, incluso de Lionel Messi, cuando formó parte de un entrenamiento a la par del plantel que dirigía Sampaoli, uno de sus primeros admiradores

El artículo sigue a continuación

Un mes antes había llegado el gran salto: después de romperla en la sexta, el Negro Gómez lo convocó para jugar en reserva. ¿Cómo respondió? Con dos goles ante Banfield en su estreno. Si bien su posición natural es de enganche que se recuesta hacia los laterales para asistir, Heinze lo ubicó de "falso 9", ese puesto moderno donde el delantero de área no tiene un lugar fijo.

Almada es Fuerte Apache, pero también Vélez. A los 5 años, cuando se la rebuscaba para ganarse sus primeras monedas y gastarlas en el kiosco, llegó al club de Liniers y nunca más se fue, aunque de chico ya varios clubes habían puesto sus ojos en él. A los 14 jugó por primera vez en novena, siempre en ese nivel que invita a soñar al Fortín y lo llevó a un crecimiento meteórico y que, por ejemplo, llevó al prestigioso periódico inglés The Guardian a incluirlo en "Next Generation", su lista de 60 grandes promesas del fútbol mundial. 

El pibe nunca dejó el barrio, aunque su familia se haya mudado a El Palomar. La canchita de la Capilla Santa Clara, la misma donde Carlitos acaparaba la atención de todo el barrio, tiene frescas sus gambetas, esas que ya paseó por el Amalfitani y con las que le apunta a continuar el legado de potrero de Tevez.

Próximo artículo:
Diego Lainez, convocado para enfrentar a la Real Sociedad en Copa del Rey
Próximo artículo:
Matías Suárez, el último deseo de Gallardo para River
Próximo artículo:
¿Cometió "alineación indebida" el Barça en la Copa del Rey?
Próximo artículo:
Mercado de pases del fútbol argentino 2019 en vivo: altas, bajas y rumores
Próximo artículo:
Leeds United, el equipo inglés que quiso ser como el Real Madrid
Cerrar