Pizzi: "Aquel gol sigue siendo imposible de describir"

Comentarios()
Getty Images
Se cumplen 22 años del 5-4 del Barcelona al Atlético y el argentino, autor del gol la victoria, recuerda para Goal cómo vivió el partido.


ENTREVISTA EXCLUSIVA

Juan Antonio Pizzi (Santa Fe, Argentina, 1968) es uno de esos nombres inolvidables para todo el barcelonismo. Seguramente pocos futbolistas aglutinen tanta unanimidad como el argentino, que apenas vivió dos temporadas en azulgrana -una con Bobby Robson y otra con Louis Van Gaal- pero que logró meterse al barcelonismo en el bolsillo. Lo hizo después de culminar en 1997 la remontada copera al poderoso Atlético de Madrid de Radomir Antic con un histórico gol que dejó fuera de la competición a los colchoneros a pesar de los cuatro goles de Milinko Pantic en el Camp Nou y de que, al descanso, el marcador era favorable al cuadro madrileño, que ganaba 0 a 3. Aquella noche, de la que hoy se cumplen veintidós años, fue quizá la remontada más sentida de la década de los noventa.

De aquellos días a finales de los noventa pervive un estilo marcado que defiende actualmente como entrenador. Y que le han llevado al éxito con el Torneo Inicial en San Lorenzo de Almagro, la Primera División con Universidad Católica de Chile y la Copa América Centenario con la selección chilena. Su estilo se ha visto incluso en el Valencia en la Liga y al frente de Arabia Saudí: el equipo no bajó del 74% de posesión durante la Copa Asia.

¿Se le sigue apareciendo en sueños aquel gol al Atlético veintidós años después?

"La verdad es que sí, fue un gol muy especial para mí y para el Barcelona, por el momento que estábamos viviendo, fue un honor poder marcar, una emoción muy grande, algo indescriprible e inolvidable a día de hoy".

Cuando Robson le da la indicación de salir al campo, ¿qué se le pasa por la cabeza?

"Queríamos meternos en el partido para luego remontar, no queríamos vivir una situación tan humillante como aquella, estábamos jugando como equipo local. Tras las palabras de Bobby Robson en el descanso salimos muy fuertes, con mucha ilusión por revertir el resultado y eso contagió a la grada. El resto fue saliendo".

En plena remontada Pantic marcó el cuarto, 2 a 4....

"Fue un golpe durísimo para todos aquel gol, llevábamos mucho tiempo peleando y pensando que nos podíamos acercar y Pantic marcó otro gol, cada vez quedaba menos tiempo. Nunca dejamos de confiar y lo cierto es que teníamos un equipo muy ofensivo y con mucha habilidad técnica, aquello nos permitió confrontarnos con nosotros mismo y sacar nuestra mejor versión".

¿En qué momento creen que la remontada es posible? ¿O es que nunca dejaron de creer?

"El 'click' fue en la salida del segundo tiempo, ahí mostramos una energía que jamás había vivido a pesar de haber encajado tres goles. La gente estaba animando muchísimo, había mucho fervor, y nosotros empezamos a creer en que era posible en ese momento".

Si algo sorprende de aquel día es que el público, que no suele acabar de ver el partido y menos entre semana, se quedó hasta el final. ¿Cómo se vivió la comunión con la grada desde el césped?

"Era habitual ver como bueno parte de la asistencia al estadio no se quedaba hasta el final del partido pero aquel día se quedaron todos e hicieron muchísima presión hacia el equipo rival, el público acabó resultando decisivo para ganar en el Camp Nou".

Y en el momento en el que Guardiola pone el centro al área, ¿usted qué piensa?

"Los delanteros siempre creemos que la pelota siempre nos cae a nosotros y que vamos a marcar gol, recuerdo que Abelardo Fernández cabeceó el balón y a pesar de estar rodeado, me cayó en una posición perfecta y yo tuve la suerte de meter ese quinto gol. Siempre tuvimos la ilusión y la esperanza de que las condiciones eran favorables para la remontada".

Pantic sigue sin creérselo. Hace unos meses me dijo que aquel día "el fútbol no fue justo". ¿Se puede hablar de injusticia tras un 5 a 4?

"Para nada, entiendo lo que quiere decir Pantic. En su situación personal, un partido de tal trascendencia y en el que él mete cuatro goles a domicilio para su equipo y no se clasifica, no es fácil de asumir. Pero no podemos olvidar lo que pasó en el Vicente Calderón y en líneas generales nadie puede discutir que pasáramos de forma justa, hicimos un muy buen partido en casa del Atlético y luego pasó lo que pasó en el Camp Nou".

De hecho pudo comprobar cómo nadie le ha olvidado cuando vino con el Valencia, ya como entrenador. Aquel día volvió a remontar en el Camp Nou pero para darle la victoria al Valencia, que al fin da muestras de haber regresado a la élite. Fue un jovencísimo Paco Alcácer quien marcó el gol de la victoria. ¿Le sorprende el rendimiento que está teniendo en Dortmund tras su papel testimonial en Barcelona? ¿Puede dar todavía más y regresar a la selección?

"Está explotando sus cualidades en el Dortmund, un equipo en el que está teniendo más opciones de jugar que en el Barcelona, con más protagonismo y más participación gana confianza y aumenta su rendimiento. Es un chico joven que todavía tiene cosas que demostrar y cosas que aprender pero lo va a hacer, está en un club ideal para lograrlo".

Por cierto, ¿logrará el Valencia alcanzar la Champions League a final de temporada?

"Va a ser bastante complicado, creo que el Valencia tuvo un período en el que no logró buenos resultados y concedió demasiadas ventajas, ahora ha podido recuperar la mejor línea. Realmente no sé si le alcanzará para clasificarse para la Champions League pero tiene que intentarlo, tiene cartel suficiente para ello".

No fue la única vez que usted derrotó a Gerardo Martino. Más tarde lo lograría en una final. ¿Cómo logró desactivar a la última gran Argentina que se recuerda?

"Argentina y cualquier equipo que le tenga en sus filas dependía y depende de Messi. Nosotros intentamos aislarle e intentamos que no recibiera balones de parte de sus compañeros. Naturalmente es más fácil decirlo que hacerlo pero ese día supimos aguantar y no encajamos ningún gol frente a ellos. Messi es distinto a cualquiera, es el mejor de todos, el único que por si solo puede decidir el partido".

Volviendo al Valencia, ¿puede sorprender al Barcelona en la final de la Copa del Rey?

El artículo sigue a continuación

"Ha evolucionado como equipo, ha crecido, eso es evidente pero habrá que trabajar muy duro para lograr sorprender al Barcelona. Pueden hacerlo pero no será fácil". 

Han pasado cinco años y desde entonces ha dirigido banquillos importantes. ¿En qué ha evolucionado como entrenador?

"Sigo siendo un entrenador al que le gusta llevar la iniciativa, quiero que mis equipos vayan al ataque".

Cerrar