Las lecciones que le deja a Boca la derrota en la final de la Copa Superliga

Comentarios()
Demian Alday/Getty Images
El partido ante Tigre desnudó una serie de falencias que los resultados habían tapado. Ahora tiene 50 días para planear el segundo semestre.

Gustavo Alfaro había logrado solucionar desde su llegada varias cuestiones que el ciclo del Mellizo había dejado en el debe para Boca : equilibrio en la cancha, seguridad defensiva, contundencia en el área rival ( al menos durante la Superliga pero no en la Copa ) y, por sobre todo, resultados positivos . Pero una final y particularmente una derrota desnudan lo que las victorias permiten esconder debajo de la alfombra.

La primera quedó en evidencia cuando Gustavo Alfaro debió armar el equipo para enfrentar a Tigre: es verdad que no tuvo a ninguno de los tres mediocampistas titulares , ya que Nández y Marcone estaban suspendidos mientras que Bebelo Reynoso sufrió una lesión en la rodilla. Sin embargo, parece inadmisible que la solución sea rearmarse con Campuzano, un juvenil como Capaldo y Mauro Zárate en una posición incómoda como volante por izquierda. 

El artículo sigue a continuación

Otro jugador que quedará marcado por este encuentro es Carlos Izquierdoz , protagonista del segundo gol de Tigre por habilitar a Fede González y luego cometer la falta a Pérez García. Así como Lichi López muestra seguridad y aporta gol en el área rival, el Cali es un abonado a pequeños errores que cuestan caro, sobre todo por su poca velocidad a la hora del retroceso en los contragolpes, pero Junior Alonso no demostró estar a la altura y, con la millonaria pero apresurada venta de Balerdi a Alemania, también hay un vacío que deberá llenar. 

Todo esto no hace más que exponer el deficiente armado del plantel, un problema que lleva tiempo pero la gestión Angelici nunca soluciona de fondo, con puestos superpoblados y otros donde ni siquiera hay opciones naturales : hoy Boca tiene dos arqueros titulares, dos laterales izquierdos, dos volantes de marca, dos extremos derecho, dos "mediapunta" y dos 9 de área, pero ningún mediocampista por izquierda ni extremo zurdo, ni un enganche clásico o volante creativo y poco detrás de Buffarini para el lateral derecho.

El próximo mercado de pases , el último de la actual Comisión Directiva, será clave ya que todo el segundo semestre estará enfocado en tomarse revancha en la Copa Libertadores, en la que enfrentará a Athletico Paranaense a finales de julio . Si los nombres que comenzaron a sonar son los que se incorporan, como son Banega y Maximiliano Meza, más allá del particular caso De Rossi , el primer paso para solucionar problemas estará dado. Pero si los elegidos no son consensuados entre la dirigencia y Alfaro y se trata solo de un capricho de los primeros, las lecciones de la derrota en Córdoba no tendrán ningún valor.

Cerrar