Noticias En vivo
Opinión

A Colo Colo le alcanzó para la refundación

19:33 GMT-6 28/11/21
Colo Colo Unión Española 281121
Pese a quedarse sin chances de campeonar en la fase regular, el Albo establece cimientos para un 2022 internacional de mayor expectativa.

OPINIÓN

Al cierre de esta edición Colo Colo tiene chances de alcanzar su estrella 33. Insignificantes, pero las tiene. Sí recuerda los fantasmas de 2010 y 2016, cuando perdió su ventaja para propiciar títulos de las universidades. De 5 puntos a favor con el 2-1 a la UC en la mano, el Cacique pasó a quedar con 3 menos que el tricampeón Universidad Católica, que está a mínimos detalles de empatarlo en el estatus de tetra de torneos nacionales de Primera División. La gloria ya no está a la mano tras la derrota blanca a manos de Unión Española, pero están los cimientos para trascender. Es que este Cacique no se armó para campeonar y, en el camino, entendió que sí se podía. De su recuerdo más angustiante se sacudió a tiempo y volvió a competir, su más grande deuda ya saldada.

La autocrítica de Leandro Stilitano tras la caída ante los Hispanos expresa el sentir de un cuerpo técnico dolido después de dos brotes de coronavirus en el plantel: "Lamentablemente no estamos pudiendo encontrar los circuitos y las maneras de juego que teníamos anteriormente. Estamos seguros de que hubo un torneo hasta el partido de Católica y después se nos hizo complicado encontrar ese funcionamiento a raíz de no poder entrenar de manera normal. Determinados jugadores vienen con dolencias que no les permiten sostener 90 minutos". Esta plantilla, claro está, tampoco se dedicó a reforzarse. Blanco & Negro se desprendió de todos los que sentía que estaban con el ciclo cumplido, incluso a mitad del curso con otras seis bajas para la segunda rueda y únicamente el alta de Santos, que no cuajó.

Tuvo varios highlights el Colo Colo 2021, que hasta se dio el lujo de ganar una Copa Chile sometiendo en cada cruce. Se sostuvo en la fiereza de los triunfos agónicos. Fortaleció su historia en los Clásicos, sobre todo el Súper. Recuperó a Opazo y Suazo, de opaquísimo 2020, para establecer una dupla de laterales contundentes. En Bolados y Morales encontró fuerte influencia en los arcos contrarios. Stilitano no se sacaba del discurso la última fecha pues 'hay que seguir creciendo'. "Estamos orgullosos de los jugadores, se rompen el alma. Quedó demostrado cuando la gente los aplaudió. Prácticamente los mismos jugadores que han jugado el 17 de febrero el partido de promoción están peleando el campeonato, han entrado a fase de grupos de Copa Libertadores, se han consolidado muchísimos más juveniles, han entrado más chicos, y eso es importante para el patrimonio del club y para el crecimiento de los chicos".

El otro que cambió radicalmente de un año a otro fue Brayan Cortés. Ya no era el Colo batido, sino que el solidísimo desde su puerta y con un golero con prospecto seguro de experiencia internacional con protagonismo en Selección. Es más, su mano arriba le canjeó a los suyos otra vida ante la insistencia de Unión y con su valentía y sentido de la ubicación achicó a Hurtado y Rabello para mantener a los suyos en carrera.

Maxi Falcón (relevado por Zaldivia ante los de Independencia) y Emiliano Amor consolidaron una dupla de altura y salida limpia y Gil, Fuentes y Vicente Pizarro un bloque mutable que sostiene el control, la pasada y el recorrido, con Costa como conductor y principal llave. Llamó en exceso la atención que salieran los tres en el último duelo como locales... sin equilibrio no hay gol. Aunque sí terminó diluyéndose el Popular con gente de casa: Carlo Villanueva y Joan Cruz invitando a los demás a trepar, Luci Arriagada pivoteando arriba y Pablo Solari -el crack del equipo- aspirando a regatearle a todos. Era el futuro trasladado al presente, con los menores de 20 muriendo con las botas puestas, perdiendo el campeonato en buena ley.

Solo le alcanzó para la refundación. Y no es poco.