En soledad, Higuaín alimenta su karma de las finales

Comentarios()
Getty Images
El Pipa jugó un buen partido, pero no tuvo compañía. El argentino alimenta su karma en las finales.

Iban 4 minutos de la gran final y el Pipita ya había tenido dos remates clarísimos. El argentino jugó un gran partido que quedó opacado por el resultado final y el rendimiento colectivo de sus compañeros.

El esquema nunca lo favoreció y lo encontró solo en todo momento. Con poca compañía y sin compañeros que se muestren libres, el Pipa chocaba contra la muralla defensiva de Real Madrid que, entre los defensores y la presión de los mediocampistas, hacía que la pelota le dure muy poco tiempo en los pies al goleador. 

El karma de Higuaín en finales sigue creciendo. Sigue teniendo chances, pero no las define. Pese a jugar un buen partido, las estadísticas son claras en su trabajo: no hay goles.

Cerrar