Noticia Goal: Así es el complicado puzle del límite salarial del Barcelona

Última actualización

"Me gustaría anunciar que Messi se queda, pero aun no puedo, queda el fair play". Palabras de Joan Laporta, presidente del Barcelona, que dice estar "tranquilo", aunque es consciente de la inquitud que genera entre los socios que el mejor jugador de la historia se haya quedado sin contrato. La pregunta es sencilla: ¿Qué es el límite de coste salarial y por qué Messi no puede ser inscrito ahora mismo por el Barça en LaLiga? Goal responde esa pregunta y explica la coyuntura azulgrana en este asunto. 

¿Qué es el límite de coste salarial?

El límite de coste salarial es el importe máximo que cada club puede gastar en jugadores, cuerpo técnico y preparador físico del primer equipo - plantilla inscribible-, además de filiales u otras secciones -como plantilla no inscribible-, según la norma. En ese límite entran aspectos como salarios fijos, variables, seguridad social, primas, gastos de adquisición, comisiones de agentes y amortizaciones anuales de cada futbolista. Cada club o SAD propone su límite de coste de la plantilla y luego el órgano de validación de LaLiga tiene que aprobar el límite propuesto o, en su caso, rectificarlo hasta el importe que garantice la estabilidad financiera del club.

El Barcelona ya excedió su límite salarial

¿Cómo está el límite de coste de plantilla del Barça? Pues en primer lugar, cabe recordar que el club ya tenía excedido el límite de coste salarial hace meses. Concretamente, el pasado invierno, no pudo completar el fichaje de Memphis Depay cuando tenía acordado el fichaje, porque había excedido la barrera de control salarial establecida por LaLiga. En términos porcentuales, el Barça vio cómo se le rebajaba el límite salarial hasta un 47%, cifrando su límite en 347,08 millones. Y según fuentes cercanas a la Liga, no sería extraño que el Barcelona vea cómo se reduce aún más su 'fair play', que varios expertos consideran que podría ser incluso menor que el límite de coste salarial que tenga el Atlético de Madrid en 2021-22.

Cómo puede el Barça aumentar su 'fair play'

¿Se puede ampliar el tope salarial? En principio, el tope salarial es fijo. Sin embargo, en algunas excpeciones, los clubes pueden pedir un aumento si se preveen ventas de jugadores, aumentos de socios u obtención de nuevos contratos publicitarios. Ahí es donde sigue trabajando el Barcelona, para poder conseguir avances en estos aspectos y conseguir que Leo Messi pueda ser inscribible como nuevo futbolista azulgrana para el próximo curso. El Barça recaudará más dinero por abonos (el curso pasado no contó con ese dinero por la pandemia), quiere firmar nuevos acuerdos de patrocinio (que ayudarían a aumentar su límite salarial) y se centrará en rebajar masa salarial traspasando a la mayor cantidad de jugadores, para cuadrar cuentas.

Los fichajes del Barça no pueden inscribirse en LaLiga

En este momento y hasta que el Barcelona no consiga un aumento de abonos, un nuevo patrocinio o logre vender a varios jugadores para hacer hueco en su masa salarial, el club azulgrana no puede inscribir a Messi, que no ha renovado su contrato, que ha expirado el 30 de junio. Pero ojo, ahora mismo, aunque queda todo el verano por delante, el Barcelona no podría inscribir a sus nuevos fichajes: ni el Kun Agüero, ni Emerson Royal, ni Eric García, ni Memphis Depay pueden ser inscritos hasta que el Barça no ajuste su límite de coste salarial, que sigue excedido.

¿Qué dinero usará para fichar jugadores?

El FC Barcelona se centrará en liberar masa salarial y vender a jugadores que tienen contrato en vigor y unas fichas muy elevadas que lastran su límite de coste salarial. Ousmane Dembélé, Miralem Pjanic, Samuel Umtiti o Philippe Coutinho serían claros ejemplos de las ventas que debe acometer el Barça para hacer el suficiente espacio para inscribir a sus fichajes. De esas ventas, que seguramente tendrán que ser muchas más de las mencionadas, el Barça sólo podrá reinvertir para fichajes e inscripciones un 25% del dinero que recaude. Las normas del límite de coste salarial son muy claras a respecto: 

  • Primero, podrán inscribir jugadores cuyo coste no exceda del 25% de la masa salarial liberada.Una práctica habitual que sigue en vigor para la 2021-22.
  • Segundo, podrán inscribir jugadores cuyo coste no exceda del 25% del beneficio neto por el traspaso de dichos jugadores. Ejemplo práctico: si el Barcelona vende a Riqui Puig por 4 millones, el Barça podría usar el 25% de esa venta, 1 M€ para inscribir nuevos jugadores.
  • Otra cuestión. En algunos casos concretos, el porcentaje a aplicar se elevará al 50% del beneficio neto (beneficio por venta menos lo que queda de amortización) por traspaso de dichos jugadores, siempre y cuando el coste individual del futbolista sea de, al menos, el  5% del coste de la plantilla inscribible. Ejemplo práctico: Dembelé tiene una ficha de 14 millones netos por temporada. Si el Barça vende a  Dembelé por unos 30 M€, el Barça contabilizaría ese dinero como beneficio contable neto, pudiendo destinar el 50% de ese dinero, unos 15 millones, para inscribir nuevos jugadores.

En definitiva, el Barcelona confía en poder el suficiente espacio para poder encajar el salario de Messi en el complicado puzle del límite de coste salarial. La herencia envenenada que ha recibido Laporta en forma de fichas altísimas está hipotecando el club y resultando un auténtico quebradero de cabeza para la actual junta. Encajar a Messi no será nada sencillo, pero el club confía en poder encontrar la fórmula para, con el paso de los días, poder inscribir al argentino y al resto de fichajes que ya ha anunciado oficialmente. ¿Imposible? No. ¿Complicadísimo? Sí.