El Barcelona no logra cerrar la renovación de Messi y ahora tendrá que 'ficharle'

Última actualización
Getty Images

Desde las 00.01 horas, Lionel Messi ya es un jugador sin equipo. Los esfuerzos del FC Barcelona por acelerar la negociación para renovarle antes del 30 de junio han sido en balde y el contrato laboral del argentino ha expirado. Así que, ahora mismo, a todos los efectos, Messi ya no pertenece al club azulgrana. Aunque en los últimos días se sucedieron múltiples informaciones en varios medios de comunicación que aseguraban que la renovación estaba cerrrada y era inminente, eso no ha sucedido. Entre otras cosas, porque como avanzó Goal, el acuerdo para que Messi continué como azulgrana aún no está cerrado. El presidente Laporta afirma que está "tranquilo", pero el hecho de que el mejor jugador del mundo ya no tenga contrato con el Barça sigue generando inquietud entre los socios culés.

Un contrato complejo, en lo financiero y en lo tributario

Formalmente hablando, Messi ya no podrá renovar. Así que ahora el Barça tendrá que 'ficharle'. Las partes siguen teniendo una buena predisposición para entenderse y los contactos entre Joan Laporta, presidente del Barcelona, y Jorge Messi, padre y agente del crack, siguen siendo fluídos, pero el acuerdo no es definitivo. Según ha podido saber Goal de fuentes cercanas a la negociación, el proceso está siendo más lento de lo habitual porque todavía se siguen discutiendo y analizando propuestas que están sobre la mesa, con el fin de darle forma y estructurar un contrato complejo, con diferentes aristas, económicas, fiscales y tributarias. Otro asunto importante para cerrar el acuerdo pasa por los derechos de imagen del jugador, que también forman un papel clave en la negociación. Ambas partes confían en cerrar el acuerdo en próximas fechas.

Desde el club se da por segura la continuidad de Messi en el Camp Nou, pero nadie es capaz de asegurar una fecha concreta para que se cierre el acuerdo entre las partes. Es más, no se descarta que la escenificación de la firma y el compromiso pudieran llegar finalizada la Copa América que Messi está disputando en Brasil y acabará el próximo 11 de julio.

Fustrada la renovación, Messi tendrá que ser un 'fichaje'

Messi es la piedra angular del proyecto barcelonista y el gran reclamo para convencer a otros posibles fichajes de llegar a Barcelona. Sin embargo, al no haber renovado contrato, ahora se abre otro escenario. El Barça tendrá que inscribir a Messi en LaLiga como nuevo fichaje. Y para poder hacerlo, tendrá que encontrar una fórmula creativa para poder encajar al argentino en el marco del control financiero de LaLiga, que no será flexible en este asunto después de que el curso pasado, el Barça ya hubiera excedido el límite de coste salarial.

Javier Tebas, presidente de LaLiga, ya explicó que aunque el club catalán está haciendo esfuerzos para cuadrar su límite salarial, no habrá excepciones: "El presidente del Barcelona decía que LaLiga sea razonable, lo razonable son las normas. Se tienen que cumplir, no las vamos a cambiar". Por tanto, el Barça va a tener que afinar mucho para poder encajar a Messi en el límite de coste salarial del curso que viene, que algunos prevén sea menor incluso que el que tendrá el Atlético de Madrid.

Messi, centrado en la Copa América

Según ha podido saber Goal, el crack argentino está tranquilo, ajeno a todos los rumores sobre su futuro y centrado en la Copa América, una competición que le hace especial ilusión poder conquistar con la albiceleste. 

Nuevo (y extraño) escenario para el FC Barcelona

Al haber expirado el contrato laboral de Messi, ahora el FC Barcelona se enfrenta a un nuevo escenario laboral y comercial. Primero, a partir de este momento, si Messi quisiera, podría fichar por cualquier club sin tener que dar explicaciones de ningún tipo; segundo, el Baça ya no podrá usar la imagen de Leo con la nueva camiseta o con referencias a la próxima temporada; tercero, el club ya no podrá vender camisetas de Messi de la temporada 2021-22; y por último, lo más importante; en caso de hipotética lesión, Messi ya no tendrá la cobertura médica del club y a su vez el Barcelona no recibiría compensación económica de la FIFA por los días que estuviera de baja.  Es decir, que el peso recaería, en primera instancia, sobre el seguro de la AFA.

En cambio, el FC Barcelona seguirá pudiendo usar la imagen comercial de Messi, tanto en sus redes sociales como en sus actos promocionales, siempre y cuando aparezca con la camiseta de anteriores temporadas, y también podrá mantener la presencia e imagen del argentino en su web oficial. El club confía en que la continuidad de Messi se arregle en próximas fechas. Eso sí, ya no podrá renovar, sino que tendrá que fichar.