Noticias En directo
Liga MX

La paradoja de las canteras ignoradas en la Liga MX

1:15 CEST 29/4/18
Santos Tigres
Tantos Tigres como Santos no voltean a ver sus inferiores, pese a que sus equipos Sub 17 y Sub 20 tienen gran éxito.

Desde que se implementó la regla 10/8 (hoy 9/9) en la Liga MX, la oportunidad que reciben los juveniles mexicanos es cada vez menor, pues al tener la obligación de responder de inmediato con resultados positivos, los entrenadores apuestan por jugadores ya consagrados.

Tigres y Santos Laguna son dos ejemplos muy claros de esta situación, pues a pesar de que sus equipos de la Sub 20 y Sub 17 se encuentran en los primeros puestos, hoy en día no cumplirían con los minutos de menores que alguna vez tenían que cumplir por regla.

Con tan sólo un partido por jugar, ambos equipos están muy lejos de cumplir los 1000 minutos que anteriormente se pedían para no perder puntos al final del torneo. Tigres apenas suma 34 minutos, mientras que a los laguneros les restan 286 minutos para completar la cuota.

En el torneo Sub 17, Santos Laguna terminó la fase regular en segundo puesto, mientras que Tigres culminó en cuarto sitio, ambos siendo protagonistas y serios candidatos a luchar por el título.

La situación es muy similar en la Sub 20, ya que los felinos son terceros y los guerreros son quintos de la clasificación, asegurando su boleto a la Liguilla, en donde alzarán la mano como aspirantes al campeonato.

Más allá del buen juego de conjunto, existen jugadores que se han convertido en los mejores de su categoría como Rafael Durán, quien a pesar de marcar 17 goles con la Sub 20, está muy lejos de recibir una oportunidad en el primer equipo de Tigres.

Santos no se queda atrás, pues cuenta con Manuel de Jesús López, quien marcó 9 goles con la Sub 17, ayudando a que su se quedará en muy cerca de la cima de la clasificación.

Ambas instituciones cuentan con una generación de futbolistas que bien podrían ser su futuro inmediato, sin embargo, si no reciben la oportunidad de sumar minutos, simplemente podrían quedar en el olvido o reforzando a otros equipos.