Noticias En directo
Barcelona

La 'no relación' entre Messi y Simeone

15:11 CEST 14/10/17
Lionel Messi Barcelona Diego Simeone Atletico Madrid
Son dos de las grandes referencias argentinas en el mundo de la pelota. Se vuelven a ver las caras.

Pudo haber sido en 2009, cuando  Diego Simeone, mientras dirigía a San Lorenzo, salió a repudiar las críticas de los argentinos a Lionel Messi y detalló: "Lo mismo se decía de Diego Maradona en la previa al Mundial del 86 cuando la Selección todavía no se había clasificado". Pudo haber sido en 2014, tras el subcampeonato en Brasil, cuando un periodista le consultó sobre la posibilidad de que El Cholo fuera el sucesor de Alejandro Sabella: "No sé cuál es la idea de él, pero seguramente algún día lo veremos en la Selección argentina porque es un grandísimo técnico y creo que querrá dirigir a la Selección". Pero nunca fue:  la única relación que los une son los partidos en que se cruzan.

"Con Messi, el Barcelona siempre será peligroso"

Messi y Simeone son dos de los personajes más importantes del fútbol mundial. Son, además, argentinos y son, a la vez, diferentes.  La tranquilidad del 10 se opone al histrionismo del entrenador.

Son dos emblemas de la Selección argentina , pero el último Mundial del Cholo fue el último en que Messi no participó -en 2002, el de Atlético de Madrid jugó para el equipo de Marcelo Bielsa, pero el de Barcelona ni siquiera había debutado en Primera-. Incluso el salto de generación hizo que ambos fueran líderes de distintos grupos de la celeste y blanca.

Pero, aún así,  la relación entre ambos no es fluída . Tras la salida de Gerardo Martino como entrenador de Argentina, volvió a sonar el rumor de que Simeone no se mostraba candidateable porque estaba Messi y el vínculo no era bueno. Sin embargo, desde el entorno del 10 confirmaron que no era así y que le parecía un buen entrenador al que no se opondría. Eso, de todas maneras, no marca que haya una conexión como ocurría, por ejemplo, entre el crack azulgrana y Jorge Sampaoli en el paso por el Sevilla del ahora seleccionador albiceleste.

Lo que es seguro es que, entre ellos, siempre se han tirado flores en cada ocasión en que tuvieron que enfrentarse : "Messi es el número uno, no hay ningún jugador a día de hoy que ni siquiera se le acerque”, dijo a mediados de 2015. “Es meritorio lo que hace el ‘Cholo’, pero mucho más en conseguir que sus jugadores le crean y hagan lo que él desea en la cancha en un alto nivel, a la perfección… Cuentan con un plantel muy bueno”, dijo el 10, también hace dos años.

Ya en febrero de este año, Simeone reconocía su 'no relación' con Messi. “No tengo una relación social con él. Si nos cruzamos existe el respeto de tener un compatriota exitoso en Barcelona. Pero no mucho más. No tuvimos la oportunidad de encontrarnos en un lugar y tener una charla (...) Para dirigirlo sólo hay dos lugares, uno es el Barcelona y el otro la selección argentina y no estoy en ninguno de ellos”, explicaba. “Por gustarme, me gustaría que viniese al Atlético de Madrid, pero no creo que él quiera venir al Atlético de Madrid”, soltaba.

De un lado y del otro, siempre está el elogio deportivo. Pero nunca se da desde el afecto, pese a que comparten el corazón del fútbol europeo hace tiempo: siempre desde el respeto.