Noticias En directo
FC Barcelona

Griezmann evita el Ibizazo

21:08 CET 22/1/20
Antoine Griezmann Ibiza Barcelona DAZN Copa del Rey 22012020
El francés da la vuelta al gol inicial de Javi Pérez con dos dianas, la segunda en el descuento, que no tapan el pésimo juego del equipo.


EDITORIAL

Si Quique Setién pretendía recuperar la intensidad y mantenerla durante noventa minutos a lo largo del tiempo como anunció recientemente, le está saliendo regular. Porque como sucedía no hace tanto, solo la muy superior calidad de dos de las estrellas de un equipo que se mostró sin alma evitó el descalabro en Ibiza , donde el nuevo entrenador del Barcelona estrenó el nuevo formato de la Copa del Rey a partido único con un once surrealista, con un solo central y plagado de centrocampistas que ni aseguraron la posesión, mucho menos el control del juego , ni permitieron tejer acción alguna para marcar durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Sin embargo, a diferencia de lo sucedido en Arabia Saudí, estos jugadores sí supieron ganar en los últimos minutos a pesar del sufrimiento y el tedio que provocaron durante buena parte del partido.

Vuelve a ver el Ibiza - Barcelona

Tan mal empezó el cuadro catalán que el Ibiza marcó en la primera ocasión que gozó , a los nueve minutos, después de que Javi Pérez conectara un centro desde el carril izquierdo y se zafara de la muy débil marca de Riqui Puig para conectar con la derecha y batir a Norberto Neto. Lejos de conectar a un Barcelona huérfano de Leo Messi, la ausencia del rosarino se notaba cada vez más en un equipo incapaz de asegurar el control y al que hasta le costaba salir de la cueva, no digamos ya de generar peligro porque, de nuevo, este brilló por su ausencia en clave azulgrana durante un primer tiempo en el que los ibicencos se marcharon al descanso con un gol, otro -bien- anulado, un balón al poste y un paradón de Neto que había evitado el segundo.

Solo Ansu Fati mantuvo mínimamente el tipo, mostrando el más mínimo hambre para hacerse con el partido. Su actitud le permitió ser el autor del primer remate azulgrana, a los 62 minutos, aunque el balón se perdió por encima del larguero mientras crecían los nervios en un conjunto azulgrana sin chispa. Fueron dos fogonazos, un pase de Frenkie De Jong que rompió dos líneas para que Antoine Griezmann batiera a Germán Parreño, los que lograron el empate . El equipo siguió como ajeno al resultado, casi resignado a la prórroga, mientras Ansu se elevaba por encima del resto, por lo menos en cuanto a ganas . De gustar, de ganar, de ser decisivo. De no conformarse con un empate, en definitiva.

Su determinación no tardó en contagiar a Jordi Alba, que conectó con Griezmann desde la izquierda y, de nuevo solo ante el peligro y esta vez en el tiempo de descuento, volvió a batir a Parreño, apuntando el 1 a 2 definitivo en el marcador y salvando al Barcelona de una eliminación que parecía cantada en el tramo inicial del partido tras un pésimo partido que pudo convertirse en una pesadilla. Y a pesar de todo, lo que no se le discutir a Setién es que no haya logrado que el mismo equipo que cayó eliminado de la Supercopa en los últimos minutos a pesar de jugar de forma brillante, sea capaz hoy de ganar a pesar de la mala versión que ofrecieron , con y sin balón, en Can Misses los futbolistas azulgrana.