Noticias En directo
LaLiga

El Sevilla del 1-0 con Diego Carlos de profeta

14:19 CET 1/12/19
Diego Carlos De Jong Koundé Sevilla Leganés LaLiga
El brasileño volvió a ser el mejor y el goleador de un equipo con tan poca pegada que sufrió lo indecible para doblegar al colista Leganés.

El Sevilla venció este domingo al Leganés y logró ponerse como segundo clasificado de LaLiga. A pesar del triunfo, el equipo de Julen Lopetegui sufrió más de lo esperado para doblegar al colista, que hizo méritos para puntuar en el Sánchez-Pizjuán pero se encontró con una actuación sensacional de la defensa sevillista comandada por el brasileño Diego Carlos.

El resumen del Sevilla 1-0 Leganés

El central hizo el 1-0 que desatascó el partido en una jugada a balón parado e hizo una exhibición en su propia área para frenar a los pepineros. El ex del Nantes lideró a su equipo en despejes con 6, también en intercepciones con 2 y sumó hasta 5 recuperaciones y ganó 5 de los 10 duelos aéreos que tuvo en el partido. Acabó cojeando y aplaudido por toda la grada el Ramón Sánchez-Pizjuán, que ya tiene en él a uno de sus ojitos derechos en la plantilla.

Antes del sufrido final, el Sevilla hizo méritos para adelantarse en la primera parte. Nolito no acertó con un cabezazo y Cuéllar hizo la parada de la noche ante un cabezazo de De Jong. El propio delantero holandés tuvo la más clara con un mano a mano que sacó el portero del Leganés pero que se colaba plácida en la portería pero De Burgos Bengoetxea tuvo que anularlo porque Franco Vázquez, que estaba en fuera de juego, la remachó a la red.

La segunda parte cambió por completo el signo del partido. El Leganés dio un paso adelante aprovechando los huecos en la medular del Sevilla e hizo méritos para anotar el 1-0 pero Óscar Rodríguez falló un mano a mano ante un inspirado Vaclik y En-Nesyri cabeceó rozando el palo. Lopetegui tapó el agujero metiendo a Gudelj en la medular y agitó el ataque con Bryan Gil en la izquierda y encontró el gol de Diego Carlos.

Con el 1-0, el Sevilla podía encontrar más espacios para matar el partido a la contra pero Lopetegui prefirió guardar la ventaja ganada y acabó el partido con todos sus jugadores defensivos en el campo. El Leganés atacó con todo pero el Sevilla fue un muro, como pasó en el derbi, ante el Valladolid, el Alavés o el Granada, un equipo que defiende mejor que ataca y lo está usando como base para ganar partidos, de momento, ya está tercero aunque la grada del Sánchez-Pizjuán agredecería sufrir menos y disfrutar un poco más, sobre todo, cuando juega en casa.