Noticias En directo
Barcelona

Messi sigue siendo medio Barcelona

8:00 CET 3/11/17
Messi Piräus Barcelona 10312017
El Barcelona no gana ni la mitad de los partidos en los que Messi ni golea ni asiste, aunque con Valverde está por encima de la media en este aspecto.


ANÁLISIS

Es evidente que el Barcelona depende de la inspiración de Leo Messi igual que los Chicago Bulls dependían, en buena medida, del día que tuviera Michael Jordan. Ya disculparán la comparación entre dos deportes tan distintos como el fútbol y el baloncesto, pero sirva para constatar la ascendencia del rosarino con la del mayor mito que haya dado el deporte colectivo moderno, el único que aguanta la comparación con él en los últimos cincuenta años, si se toman el talento y los títulos ganados como parámetros. Cuando Messi no interviene al Barcelona le cuesta mucho más ganar. Esto es algo que sabe todo el mundo. Lo que quizá no sepan es que el partido en el Georgios Karaiskakis fue el que hacía 207 con Messi en el campo sin que marcara o asistiera. Y, en este contexto, el Barcelona apenas ha conseguido ganar 94, el 47%.

De todas formas es importante señalar cómo esta es una cuestión que Ernesto Valverde está intentando resolver. Es fácil caer en la contradicción táctica de hacer de Messi el eje del equipo mientras se intenta no depender exclusivamente de él pero el 'txingurri' está explorando estos caminos y, de hecho, ha conseguido ganar el 50% de los partidos en los que su estrella no ha marcado ni ha dado pase de gol alguno, manteniéndose de momento por encima de la media. En este aspecto, la ascendencia de Messi en cuanto al devenir de los resultados del Barcelona ha vivido momentos de total y absoluta dependencia, números en mano.

En la temporada 2011-2012 el Barcelona de Pep Guardiola apenas ganó 2 de los 13 partidos en los que Messi no intervino de forma directa en el resultado, lo que supone un raquítico 15% de índice de victorias, el punto máximo de Messidependencia que jamás ha vivido el Barcelona. En cambio, y descontando las primeras temporadas del delantero en el primer equipo, fue con Luis Enrique Martínez en el banquillo y con la MSN en el campo cuando Messi pudo delegar responsabilidades. En la temporada 2014-2015 el Barcelona firmó su mejor hoja de servicios sin la influencia directa de Messi, alcanzando una cuota de victorias del 56% de los partidos en los que su estrella no marcó ni asistió.

Messi, el primo de Zumosol

Con Leo Messi el FC Barcelona se atreve con cualquiera. Sin sus goles y asistencias apenas gana el 47% de los partidos.

Posted by Ignasi Oliva Gispert · Goal on viernes, 3 de noviembre de 2017

Resulta obvio exprimir al mejor. Lo hizo Phil Jackson en los Bulls y también Frank Rijkaard, Pep Guardiola, Francesc 'Tito' Vilanova, Gerardo 'Tata' Martino, Luis Enrique y el propio Valverde en el Barcelona. La clave, no obstante, pasa por resolver ciertos partidos cruciales aun sin contar con la inspiración de Messi. En este aspecto ha habido temporadas mejores y peores pero el Barcelona, y esto es lo importante a fin de cuentas, no ha dejado de ganar en prácticamente ningún momento. En esto está Valverde, de hecho. En lograr el equilibrio entre tener a Messi como eje del juego del equipo y no depender única y exclusivamente de él.