De Gea y Muniain, implicados en un caso de abusos sexuales

Comentarios()
Una testigo protegida vincula a ambos futbolistas con el empresario del porno Torbe, encarcelado desde hace semanas, según documentación publicada por eldiario.es y cuya autenticidad pudo confirmar Goal

David De Gea, futbolista del Manchester United, e Iker Muniain, del Athletic Club Bilbao, han sido implicados en el caso contra el empresario del porno conocido como Torbe, alias de Ignacio Allende Fernández, por parte de una testigo protegida en la investigación contra el propio Allende, encarcelado desde el mes de abril por delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, agresión sexual, pornografía infantil, prostitución, extorsión, además de delitos contra la salud pública y Hacienda.

En una información que hoy adelantó eldiario.es, el testimonio de la mujer está incluido en el sumario de la Operación Universal que se instruye en el juzgado número 29 de Madrid y que acusa a Allende de ser el jefe de una red de prostitución que contaba con mujeres españolas y extranjeras, entre las que había alguna menor de edad. Esta testigo protegida es clave en la investigación pues fue su denuncia la que permitió a las autoridades realizar una investigación que, de momento, acumula diez imputados, incluyendo los supuestos los cabecillas, Allende y su colaborador ucraniano, Borys Malynovski.

El mismo medio aporta documentación que acredita el testimonio de la mujer y cuya veracidad pudo confirmar Goal a través de fuentes policiales. En la doble declaración que la víctima realizó ante las autoridades se exponen algunas de las vejaciones que realizaba la mencionada red e incluye la acusación de presuntos abusos a los dos futbolistas por unos autos en los que habrían participado en 2012 en un hotel de lujo de Madrid. La misma declaración señala que fue Allende quien condujo a la mujer al hotel en el que se encontró con los jugadores, a los que no pudo identificar inicialmente.

"Tras dejar a TP3 -testigo protegido número 3- en la habitación con la otra chica, Torbe le manifestó que tenían que estar con los futbolistas, teniendo que acceder a todo lo que ellos quisieran y que cobrarían bastante dinero. Ante la negativa de TP3, Torbe la cogió fuertemente del brazo, no dejando réplica alguna, teniendo que acceder a realizar todo lo que ellos quisieran, manteniendo relaciones sexuales con la chica nueva y ella", reveló en su primera declaración el pasado 3 de junio de 2015 en Murcia. Según el informe de la policía la testigo sufrió abusos sexuales tras recibir varias amenazas y no percibió emolumento alguno, siendo Allende quien se llevó todos los beneficios económicos.

La identificación de los futbolistas es algo más reciente. En una declaración realizada el 6 de mayo en Madrid, la misma testigo identificó a Iker Muniain y a un segundo jugador, también miembro de la selección española sub-21, añadiendo además que la cita la habría organizado David De Gea con Allende y que fueron los propios futbolistas los que pidieron que no se realizara ninguna grabación de los hechos pese a ser testigos de la negativa a participar en ellos por parte de la víctima. Más adelante, la misma intentó a través de whatsapp que De Gea revelara la identidad del tercer futbolista, que según la mujer, estaba entonces lesionado, y obteniendo como respuesta de parte del portero que era jugador del Athletic Club de Bilbao, sin dar más información. Sin embargo, la mujer identificó el pasado 6 de mayo a un jugador de otro equipo.

En la misma cadena de mensajes a través del teléfono móvil De Gea habría consultado disponibilidad a la mujer para reunirse con cinco jugadores del Manchester United, incluido él, aunque no hay ninguna evidencia de que el encuentro acabara produciéndose. Según la investigación, De Gea y Muniain son los únicos jugadores con los que la víctima mantuvo contacto a través de whatsapp. Además, el sumario también señala que fue drogada y violada al menos en dos ocasiones por Allende, una de ellas tras ser recogida por un chófer en el instituto, con el fin de grabar vídeos para ser enviados al mismo De Gea y a otros jugadores.

La misma información advierte que hasta el momento ni la policía ni el juez han citado a ninguno de los mencionados futbolistas.

Cerrar