Noticias En directo
Chile

Cuál podría ser la formación de Chile en el inicio de las Eliminatorias a Qatar

18:35 CEST 13/9/19
100919 Honduras Chile
La Roja necesita volver a una Copa Mundial y lo intentará lograr de la mano de Reinaldo Rueda.

OPINIÓN


Con el inicio de las Eliminatorias sudamericanas como el eje del horizonte más próximo, el cuerpo técnico de Chile -aún con amistosos por cerrar y disputar-, liderado por Reinaldo Rueda, se dispone a poner especial atención en los futbolistas que, en el exterior, suman más bonos para ganarse un puesto en el once de una Selección que hace apenas tres años supo gritar por el bicampeonato del continente y que acaba de finalizar cuarta en la más reciente Copa América disputada en Brasil, con título del local. La misión de llegar a Qatar 2022 es enorme con el último fracaso rumbo a Rusia dando vueltas en la cabeza del plantel.

El proceso Rueda, partido a partido

La más reciente caída del combinado nacional rojo ante Honduras instaló dudas sobre la conformación de un once que, esa noche, no dio las garantías para imponerse desde las variantes del ataque. Claro, a falta de nombres propios como Alexis Sánchez y Arturo Vidal los caminos hacia el arco rival modifican su estructura y la elaboración misma tampoco logra cuajar un rendimiento más alto al prescindir de los referentes defensivos. Maripán, Medel y Pulgar son tres que tienen su lugar más o menos seguro, pero la irrupción de Paulo Díaz (incluso con jineta) apurará a más de alguno.

Rueda sabe de su bajísimo porcentaje de rendimiento en comparación con sus antecesores y los trascendidos desde Centroamérica hablan de que el cafetero apelará a los referentes para inyectarle jerarquía a su último listado, que incluyó a buena parte de la nueva camada que, a su juicio, debe asumir la responsabilidad de hacer el peso de la campaña clasificatoria venidera.

El 2020 también habrá Copa América

El arco está cubierto con Claudio Bravo, figura ante Argentina como acelerador del juego con sus pies. La salida es más fluida que con Gabriel Arias, que evidenció autocrítica tras el certamen brasileño aunque, fijo en Racing, no ha dado razones para abandonar las convocatorias.

Los laterales lucen cubiertos: el histórico Mauricio Isla arranca con ventaja tras una Copa interesante en la que logró establecerse, aún, como un agente de peligro. Detrás de él, para Rueda, están Óscar Opazo (que igualmente puede cambiar de perfil), Guillermo Soto y Felipe Campos. Las pruebas en la izquierda con Alfonso Parot, goleador el último martes, no terminan de convencer pero la transición post retiro de Beausejour luce cómoda para el zurdo de Universidad Católica, mientras Miiko Albornoz y Eugenio Mena continúan lejos de la consideración técnica.

En el centro de la zaga, Paulo Díaz y Guillermo Maripán plantean una dupla para una década, y el posicionamiento como mediocentro de Gary Medel en su club Bologna, sumado al habitual bajo nivel de quien acompaña a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas -salvo que vuelvan a pensar en Fuenzalida- dan el pie para que el Pitbull pueda avanzar algunos metros y cumplir una labor de tapón, que en el pasado cercano correspondía a Marcelo Díaz. Y que, por su velocidad en retroceso, le permitiría repartir a los de siempre, Arturo Vidal y Charles Aránguiz de volantes mixtos, con menos obligaciones en la retaguardia. Erick Pulgar, hoy encargado de los balones detenidos en la Fiorentina, se estableció en el once chileno y su mixtura de cualidades de defensa y ataque le permiten desarrollar recorrido y la posibilidad de copar más de un espacio en el medio. 

La labor de Rueda en el resto de las fechas FIFA de aquí a marzo es solidificar el lateral izquierdo, evaluar delanteros en estado de gracia para fortalecer la zona de delanteros y probar más esquemas que sumen tanto juego como armas posibles para bregar en una Eliminatoria durísima con gigantes al frente.

Jean Meneses (puntero), Tomás Alarcón y Claudio Baeza (mediocentros) y César Pinares (creativo) sumaron bonos en la última doble fecha de amistosos. Por su precisión, ganas y frescura. Como 9 sigue lesionado Nico Castillo y no se pudo ver demasiado a Ignacio Jeraldino, goleador del torneo local. A Diego Rubio, que deberá continuar su curso en la MLS, lo contuvieron sin problemas los hondureños, aunque en el centro cuenta con los movimientos que busca el DT.

Algunas interrogantes las plantean Marcelo Díaz, pedido expresamente por Bravo y aún no requerido por Rueda, y Felipe Gutiérrez, que se bajó por pedido de su club en Kansas antes de debutar en la era del ex Atlético Nacional. Diego Valdés sigue en los listados, así como Francisco Sierralta que retornó a Udinese y espera ver minutos. Tanto Igor Lichnovsky como Benjamín Kuscevic también apuntan a un lugar entre los centrales y José Bizama comenzó a marcar presencia. Restará por sumar a los del Sub 23, que primero deben disputar el Preolímpico y desde donde se puede desprender a Víctor Dávila, más Ángelo Sagal que, sin convencer, siempre sí lo hizo con Rueda.


¿Un XI?