Un final de Ramadán especial para Musa

Comentarios()
El delantero de Nigeria es un hombre muy comprometido con la religión. Las imágenes que muestran en otra faceta a la figura del equipo africano.

El final de un período de contemplación, pero también de sacrificio, se dio justo en el medio del Mundial. Ahmed Musa, la gran figura de Nigeria, que jugará un partido clave ante Argentina, por el Grupo D, tuvo un final de Ramadán especial. 

Todo sobre Argentina contra Nigeria

El artículo sigue a continuación

Junto a algunos otros compañeros del equipo africano, Musa, cuyo pase pertenece al Leicester pero está a préstamo en CSKA de Moscú, se acercó a un centro de oración para darle cierre al Ramadán, lo que representa el noveno mes del calendario musulmán, conocido internacionalmente por ser el período en el que los musulmanes, por su fe y creencias, practican el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol.

Fue cuando estaba por empezar el Mundial, en Kaliningrado. Musa rezó, se mantuvo serio, le dio la mano a sus compañeros, rio, se concentró. El delantero, de 25 años, es una de las grandes figuras de Nigeria tras haber jugado un gran partido ante Islandia. Tras marcar en ese encuentro, se convirtió en el único jugador de la historia de su país en haber marcado en dos Mundiales. 

"Creía que celebraríamos Ramadán en la concentración, pero pudimos encontrar este lugar y me generó mucha alegría", dijo Musa a Omnisport. Y agregó: "Estoy muy contento por la recepción de la gente. Gracias a dios que terminamos el Ramadán muy bien y pudimos dirigir unas oracines especiales". 

Cerrar