Noticias En vivo
Real Madrid

Un Clásico para coronar a Vinicius

2:35 GMT-6 27/02/19
Vinicius Real Madrid
El Real Madrid llega a la semifinal de Copa con la piel de cordero. Al crack brasileño sólo le falta un partido grande como estallido de su carrera

OPINIÓN

A la tercera va la vencida. Eso dice el refranero popular. Y Vinicius tiene ante sí su tercer partido grande en el último mes para coronarse. A punto estuvo de hacerlo en el Clásico del Copa en el Camp Nou, donde sólo le faltó el remate final. A punto estuvo de hacerlo en el derbi en el Wanda Metropolitano, donde sí forzó un penalti para la victoria final. Este miércoles ante el Barcelona volverá a ser de la partida para coliderar el ataque blanco junto a Benzema. El Real Madrid le necesita. Y Vinicius demuestra día a día estar ya listo para marcar realmente las diferencias en una plaza grande como un Clásico. Lo que sería la guinda a una proyección meteórica desde que llegara a la capital española.

En junio estaba en Brasil. En agosto estaba en el Castilla. En noviembre estaba en el primer equipo. En enero estaba en el equipo titular del Real Madrid. En marzo está ya para marcar diferencias en un Clásico. Suena antinatural, pero no pretendan entender a los genios. Limítense a disfrutarlos. Raúl lo hizo en La Romareda. Messi lo hizo en el Lluis Companys. Un imberbe Cristiano también lo hizo en Lisboa ante todo un Manchester United. Y a Vinicius sólo le falta ese partido grande que figure en la biografía como el punto de inflexión en su incipiente carrera. El día cuya foto saldrá en los reportajes del futuro.

Los focos están lógicamente puestos sobre Lionel Messi después de su partido ante el Sevilla. Mientras que el Real Madrid llega al Clásico con el traje de cordero después de dos partidos grises ante Girona y Levante. Justo lo que mejor le viene, tradicionalmente. Porque en estas ocasiones es cuando los blancos suelen enseñar los colmillos. Y porque ni los madridistas están tan mal como mostraron en esta última semana, ni el Barcelona está tan bien como pareció en el Sánchez Pizjuán. 

Es el caldo de cultivo idóneo para que Vinicius acabe coronado ante el Barcelona. Lo está haciendo todo bien y sólo le falta el último toque. Lo tiene. Lo demostró en Brasil y lo demuestra en los entrenamientos. El siguiente paso es hacerlo en los partidos. En uno grande como el de este miércoles.