Real Madrid o Atlético: ¿De qué equipo es aficionado Morata?

Comentarios()
Twitter
El delantero se formó en la cantera colchonera pero dio el salto a la élite en el equipo merengue y ahora vivirá su primer derbi con el Atleti.

Álvaro Morata ha vuelto LaLiga pero para jugar en el Atlético de Madrid de cara a los próximos 18 meses y este sábado se enfrentará por primera vez al Real Madrid en un derbi como colchonero, los dos clubes que han marcado su vida.

El delantero de 26 años no juega por primera vez con la camiseta del conjunto colchonero, un club donde el madrileño dio sus primeros pasos en el fútbol aunque su debut en la élite se acabaría produciendo varios años después en el eterno rival, el Real Madrid. Morata vivió una historia parecida a la de Raúl González, que comenzó en el Manzanares y se mudó a Chamartín.

Morata llegó a las categorías inferiores del Atlético cuando aún estaba en la edad de jugar en la escuela y en verano acudía a los campus para niños que organizaba Milinko Pantic de la mano de la Fundación del club colchonero del que su abuela era ferviente aficionado. De hecho, el ahora delantero del Chelsea llegó a ser recogepleotas en el Vicente Calderón, donde le pidió los guantes a Kameni en un partido contra el Espanyol.

De hecho, la relación de Morata con el Atlético le llega por herencia de su abuelo y en su etapa como merengue llegó a asegurar que "Mi abuelo es del Atlético de Madrid, y prefiere que gane su equipo a que yo marque".

El fin a este idilio llegó cuando tenía 15 años, cuando el estilo de juego del técnico José María Amorrortu le hizo abandonar el clun cuando era cadete y recalar en el Getafe, donde siguió su carrera durante la siguiente temporada y sólo un año después recaló para el juvenil del Real Madrid, donde llegó a ascender con el Real Madrid Castilla a Segunda División.

“Empecé mi carrera en el Atlético... hasta que ya dejé de disfrutar, no jugaba mucho y no tenía una buena relación con mis compañeros de equipo a excepción de Koke y otro chico. Le dije a Amorrortu que me quería marchar y él me dijo que era el primero que no quería jugar en el Atleti. Tenía estrés siendo un niño, y hasta juvenil, lo primordial es disfrutar. Pensaba que, si con 14 o 15 años no jugaba en el Atleti, a lo mejor no valía para esto”, relata sobre aquellos años.

En 2010, Morata debutó con el primer equipo del Real Madrid de la mano de José Mourinho, donde jugó hasta 2014 cuando se marchó durante dos temporadas a la Juventus, donde ganó dos veces la Serie A. En esos tiempos el Atlético de Madrid ya se interesó por su vuelta, ya que era un jugador muy del gusto de Gil Marín y Simeone para cubrir las vacantes en la delantera que dejaron primero Diego Costa y después Mandzukic.

El artículo sigue a continuación

Sin embargo, el delantero volvió a Chamartín, donde ganó LaLiga y la Champions antes de volver a marcharse por no ser titular indiscutible. El Chelsea pagó 80 milones por él y lo convirtió en el jugador español más caro de la historia.

Durante su segunda etapa como merengue ya protagonizó un curioso caso con el que podría ser su nuevo entrenador, Diego Simeone, que se acercó a él mientras calentaba. La Cadena Cope aseguró que le había pedido que se marchara al Atleti pero la historia la aclaró el propio Morata: "Simeone me hizo una broma que no tenía nada que ver con el fútbol. Le conozco porque jugó con Juanma y me pidió unos crosantinos de la marca que he montado".

Ahora, Morata ya está consolidado en la élite y va a volver a vestirse con la camiseta del Atlético de Madrid para volver a LaLiga tras haber probado fortuna en el Chelsea.

Cerrar