Paulinho lo confirma: un Barcelona de serie B

Comentarios()
Getty
El brasileño, Umtiti, Alcácer, Deulofeu y Semedo son alternativas al plan original después de que Bartomeu no lograra fichar las primeras opciones.


EDITORIAL

Igual que sucede con las películas, hay buenos y malos jugadores. E igual que hay obras maestras en el cine, también hay megacracks en el mundo del fútbol. Son una 'rara avis' a pesar de que el Barcelona cuente con el mejor de los mejores. Sin embargo, no está consiguiendo rodearle de primeras espadas que armen un equipo a la altura de Leo Messi. Es más, desde el verano pasado el club barcelonista apenas ha logrado amarrar ninguno de los objetivos que se ha fijado, debiendo contentarse con segundas y hasta terceras opciones. Y cuando en el videoclub se va a la sección de serie B uno puede encontrar cualquier cosa.

Desde el formidable Samuel Umtiti, que llegó hace exactamente un año tras la negativa del PSG a la hora de vender -o negociar- la salida de Marquinhos Aoàs al reciente fichaje de Nelson Semedo, alternativa al ya descartado Héctor Bellerín, el Barcelona no está logrando hacerse con las piezas del mercado que elige. La confirmación está en Paulinho Bezerra, alternativa de Marco Verratti, con quien el Barcelona ha vuelto a darse de cabeza tras el portazo de Nasser Al Khelaïfi. El PSG no le vendió ni a Marquinhos ni al italiano.

No tan tajante fue la respuesta del Borussia Dortmund cuando el club barcelonista preguntó por Ousmane Dembélé, al que hace poco más de un mes tasó en noventa millones de euros, una cantidad prohibitiva para Josep Maria Bartomeu y su corte de ejecutivos, que activaron el plan B recuperando a Gerard Deulofeu por doce millones de euros a pesar de que apenas dos años antes la comisión técnica se había decantado por Munir El Haddadi por presentar un perfil más sacrificado que el de Riudarenes. Ahora, con los 222 millones de Neymar, acometer el fichaje de Dembelé ya parece más sencillo, pese a que su precio aumentó.

El artículo sigue a continuación

Deulofeu Barcelona Chapecoense Gamper 2017

Antes que Deulofeu había llegado Paco Alcácer al frente de ataque barcelonista. El año pasado fue el único jugador de la plantilla que sabía que hiciera lo que hiciera no había espacio en el once para él, pues el frente de ataque era coto privado de la MSN. Pero el valenciano no fue, ni mucho menos, el plan original del Barcelona, que batalló para incorporar a Kevin Gameiro primero y a Luciano Vietto después para acabar conformándose con un Alcácer que tampoco desentonó en la segunda mitad de la pasada temporada, cabe decir.

Pero es un hecho que el Barcelona no consigue nada de lo que se plantea. Igual que hace un año con Marquinhos y Gameiro, este verano Verratti, Bellerín y Dembélé son sueños lejanos o imposibles, de estos que se miran pero no se pueden tocar. Mientras, el club se pregunta qué es lo que falla ante la falta de resultados. Y aun sabiendo que los planes B, igual que las películas de esta categoría, pueden salir tan bien como mal, hará bien el Barcelona en cruzar los dedos este verano. Porque Andrés Iniesta se acaba y solo hay un Leo Messi.

Próximo artículo:
¿Quién es Diego Altube, el portero convocado por Solari para la Copa?
Próximo artículo:
Noticias del Real Madrid: entrenamientos, sancionados, lesionados y toda la actualidad
Próximo artículo:
"No había ningún problema con el VAR hasta las campañas orquestadas de Florentino Pérez"
Próximo artículo:
Sin Messi, el Barcelona siempre sucumbe en el Sánchez-Pizjuán
Próximo artículo:
¡Motivos para preocuparse! Neymar vuelve a tener la misma lesión que el año pasado
Cerrar