Noticias En vivo
Copa del Mundo

Ni Dybala, ni Griezmann, el heredero de Messi es Mbappé

11:21 GMT-5 30/06/18
Kylian Mbappe France Argentina World Cup 2018 300618
El delantero del PSG irrumpe en el estrellato mundial con un doblete que hace insuficientes las dos asistencias del rosarino.


EDITORIAL

Lleva tiempo el Barcelona buscando al heredero de Leo Messi, que hace una semana cumplió treinta un años. Creyó haberlo encontrado cuando en 2013 presentó a Neymar Da Silva pero la espantada del brasileño el pasado verano obligó al club a reactivar la búsqueda. Inicialmente pensó en dos zurdos que hoy se vieron las caras en Kazán, Paulo Dybala y Antoine Griezmann, y no fichó a ninguno. Quizá fuera lo mejor porque el mismo partido que debía devolver la corona al rosarino o consagrar a uno de los dos futbolistas mencionados emergió Kylian Mbappé, que con un impresionante doblete confirmó que la era Messi puede haber acabado para dar paso a una época con el nombre del delantero del PSG.

Dybala fue el primer nombre en el que pensó la secretaría técnica barcelonista para asegurarse la sucesión del rosarino tras el adiós de Neymar. Su actuación y sus goles en la Champions League tanto sirvieron para eliminar al cuadro azulgrana como para que en el Camp Nou se fijaran en él pero al final las condiciones contractuales de Griezmann, cuyo precio se reduciría a unos asequibles cien millones de euros al cabo de un año, desaconsejaron la operación para ir a por el francés, que según la versión del Barcelona inicialmente dio el "sí" hace meses para luego dar marcha atrás hace pocos días.

Ninguno de los dos brilló en los octavos de final del Mundial. El argentino apenas ha gozado de veintidós minutos en la competición mientras que el francés solo ha logrado un gol de penalti en los cuatro partidos de Francia, siempre como titular. En este caso sirvió para abrir el marcador frente a Argentina. Messi, por su parte, tampoco apareció donde debía. Alejado de las posiciones de ataque, su actuación se limitó a dar las asistencias en los goles de Gabriel Mercado y Sergio Agüero, lo cual resultó insuficiente ante un Mbappé desencadenado, que provocó el penal que supuso el 1 a 0 y que marcó el tercero y el cuarto de los tantos del cuadro galo, flamante primer cuartofinalista del Mundial.

Nadie puede sorprenderse ante Mbappé, quien hace un año abandonó el Mónaco para recalar en el PSG a cambio de 180 millones de euros. Días antes, no obstante, el Barcelona había contactado con su padre, Wilfred, quien advirtió al presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, de la simpatía de su hijo por el Real Madrid y el club catalán dio marcha atrás igual que haría el club blanco, que le descartó tras pedir un salario desorbitado según explicó Mundo Deportivo en su momento. Tras su decisiva y deslumbrante actuación frente a Argentina queda claro que las voces que le señalaban como uno de los futbolistas de la próxima década no se equivocaban.