Noticias En vivo
Barcelona

Messi jugó la previa ante el Inter

13:23 GMT-6 06/11/18
Lionel Messi Thiago Barcelona Inter Champions League
Valverde alimentó la incertidumbre en cuanto al rosarino deliberadamente para confundir a Spalletti pero cabe recordar que no es un partido decisivo.

OPINIÓN

La visita al Inter no es un partido que requiera la presencia de Leo Messi ni en el once del Barcelona ni en el banquillo. Es decir, el rosarino es el jugador clave de este Barcelona desde hace más de una década y su ausencia se nota indiscutiblemente, a veces muchísimo más de lo deseable. La indómita calidad del delantero provoca semejante influencia en el juego pero hay que tener muy en cuenta que el partido ante el Inter no es ninguna final.

El buen hacer del equipo, ante PSV y Tottenham con el rosarino, y ante el Inter en el Camp Nou sin él, ha permitido alcanzar la cuarta jornada en la Champions League necesitando un solo punto, a conseguir en tres partidos, para amarrar la clasificación para las eliminatorias. Es una circunstancia que confirma que el partido ante el Inter ni es decisivo ni obliga a contar con Messi por muy mal que pueda jugar el Barcelona, incluso pensando en la posibilidad de que la victoria pueda escaparse.

"No tiene el alta médica y no hemos superado el límite de las tres semanas que estipuló el cuerpo médico así que no vamos a tomar ningún riesgo con él" comentó Jon Aspiazu, asistente de Ernesto Valverde. Es exactamente lo que dijo el 'txingurri' durante la previa y no mentía. El técnico extremeño, no obstante, ha aprovechado y alimentado la incertidumbre alrededor de Messi para confundir a Luciano Spalletti y sus planteamientos antes de recibir al Barcelona.

En otras palabras, Valverde empezó a jugar este partido desde que el Barcelona ganara en Vallecas, y desde entonces no ha descartado a Messi de palabra hasta que no le ha quedado más remedio que hacerlo por acción. El Inter ya sabe que el Barcelona sin su estrella es menos peligroso pero preparar el partido sin saber si iba a estar es algo que Valverde ha gestionado de maravilla. Y si finalmente se queda en la grada que sea para verle ante el Betis sin riesgo alguno de recaída.