Messi derriba el muro ante el Alavés

Comentarios()
LLUIS GENE
El rosarino desarticula el entramado defensivo del cuadro vasco gracias a otro lanzamiento de falta para la historia, además de dos postes y otro gol.


EDITORIAL

No hay muro ni pared que pueda frenar a Leo Messi. Todavía lejos de su mejor forma física tras no haber realizado prácticamente pretemporada y sin haber disputado un solo minuto en los tres amistosos con los que el Barcelona preparó esta temporada saltó al terreno de juego para resolver ante un Alavés que se plantó al Camp Nou con dos filas de jugadores más pendientes de no encajar que de encontrar la portería que defendía Marc-André Ter Stegen. Y eso, a pesar de que los titulares barcelonistas estén todavía faltos de ritmo de competición, es una frivolidad cuando el rosarino se viste de corto. Aun a medio gas fue el mejor y resolvió el estreno liguero del Barcelona.

Messi marca el gol 6000 del Barcelona en la Liga

El rosarino dominó como suele el juego azulgrana y sin Andrés Iniesta, ya en Japón, asumió tareas de construcción y reordenación del equipo en la zona ancha. Aun así fue él quien aglutinó la mayoría de las llegadas barcelonistas en el primer tiempo y ya a los dos minutos avisó con un remate cruzado que se marchó fuera por muy poco para encontrar el larguero en un lanzamiento de falta a pocos minutos para el descanso. Antes les había brindado a Ousmane Dembélé y a Luis Suárez sendos balones para que abrieran el marcador pero los dos fallaron.

EN VIVO Ganó el FC Barcelona con un Leo Messi estratosférico. Te lo cuenta Ignasi Oliva Gispert · Goal desde el Camp Nou.

Publicado por Goal en Español en Sábado, 18 de agosto de 2018

Voluntarioso pero impreciso el francés y todavía inofensivo el uruguayo tuvo que ser el rosarino quien acudiera al rescate del Barcelona en el segundo tiempo, que arrancó con Messi desencadenado e insistiendo en sus remates desde todas las posiciones posibles. Al final, se tuvo que buscar la vida él solo y a los veinte minutos después de retomar el juego inició un eslálom que acabó arrancando la falta del rival, peligrosísima, al borde del área.

Messi plantó el balón suavemente y, sin dejar de mirar a la escuadra de Pacheco, soltó un cañonazo que se filtró por debajo de la barrera vitoriana, formada por cinco hombres que, engañados, saltaron al unísono apenas el rosarino golpeaba el balón y arrancaba los gritos de sorpresa de toda la grada, consciente de que su líder había vuelto a salvar al equipo del tropiezo en su primer partido de Liga. Philippe Coutinho, por si alguien dudaba de la victoria, puso el 2 a 0 y el propio Messi marcó el 3 a 0 definitivo.

Así es el calendario del Barcelona

Con o sin Iniesta, Messi sigue siendo Messi. Antes que el manchego se fueron Dani Alves, Xavi Hernàndez y Neymar Da Silva, algunos de los socios que más goles le han dado, pero él sigue ahí, destrozando rivales un fin de semana tras otro mientras viste la casaca azulgrana. A sus 31 años ya es el primer capitán del Barcelona, donde también ejerce como futbolista más laureado de la historia del club catalán mientras su capacidad para sorprender no deja de crecer, igual que el temor de muchos aficionados pensando que el próximo en decir adiós será él. Mientras esto no suceda que nadie se pierda uno solo de sus partidos. Puede hacer cualquier cosa, hasta derribar muros construidos especialmente para contenerle.

Cerrar