Messi ajusta las cuentas pendientes... pero el Barcelona se atasca

Comentarios()
Getty
El primer gol del rosarino en el Estadio Insular no evita el tropiezo de un cuadro azulgrana que solo ha ganado en 1 de los últimos 3 desplazamientos.


EDITORIAL

Este año el rosarino ha decidido cobrarse todas y cada una de las cuentas pendientes con las que empezó la temporada. No había marcado un solo gol ante Gianluigi Buffon y le metió dos en el Camp Nou. También el Chelsea había conseguido resistir como nadie para ver cómo Messi conquistaba la portería de Stamford Bridge hace diez días con el valiosísimo gol del empate. El Girona, que había sobrevivido en Montilivi en la primera vuelta, se llevó dos el pasado sábado. Esta vez quien ha caído ha sido el Estadio Insular, donde Messi no había marcado jamás.

Y ello sin olvidar el golazo de falta con el que el 'diez' certificó el fin de la maldición del Barcelona en Anoeta a mediados de enero. A domicilio de Las Palmas volvió a servirse de su gran arma secreta para abrir el marcador frente a Leandro Chichizola, que ya le había sacado al rosarino otra falta que iba directa a la escuadra. El portero argentino logró atajar el primer aviso y hasta salió vencedor en un duelo a doble o nada frente a Messi y Luis Suárez. A la tercera fue la vencida, no obstante. Pero el partido no acabó en el golazo de Messi.

Ignasi Oliva Gispert · Goal analiza EN VIVO el empate del FC Barcelona en Las Palmas. ¡Y cree que el 1 a 1 es justo!

Posted by Goal en Español on jueves, 1 de marzo de 2018

Porque Jonathan Calleri puso de nuevo el empate desde el punto de penal después de una decisión más que discutible de Mateu Lahoz, quien en todo caso en el primer tiempo y con el 0 a 0 en el marcador obvió una mano de Andrés Iniesta dentro del área barcelonista. Con el 1 a 1 Ernesto Valverde se vio forzado a echar mano de la artillería pesada y dio entrada a Philippe Coutinho, Ivan Rakitic y Ousmane Dembélé por Aleix Vidal, Paulinho Bezerra e Iniesta pero el cuadro local supo aguar el ataque barcelonista, incapaz de rematar a puerta ni una sola vez en todo el segundo tiempo.

Resulta obvio que el Barcelona no anda fino. Ni siquiera contar con un Messi picado sirvió para aspirar a la victoria en Las Palmas de Gran Canaria, un escenario que le da la razón a Valverde cuando dice que "la Liga no está ganada". De aquí al final habrá que pelear muy duro por cada punto, más ante equipos cuya permanencia está en entredicho. El Barcelona está avisado. Porque tras varios desplazamientos concluyendo que 'el resultado fue lo mejor' hoy no se puede decir lo mismo.

Cerrar