Messi, a la conquista de los corazones rotos

Comentarios()
Wagner Meier/Getty Images
La relación entre los hinchas argentinos y los jugadores de la Selección está cada vez más distante. Leo es el único capaz de unir a ambas partes.

“La verdad ni sé qué equipo va a poner Scaloni, yo viajé para verlo a él, nada más”. Juan ni siquiera lo nombra pero Fernando entiende rápidamente de quién se trata y asiente con la cabeza, como compartiendo sus palabras. Ahora están en el aeropuerto de Belo Horizonte haciendo escala para viajar a Salvador, pero más tarde estarán viendo la derrota de Argentina ante Colombia en el estadio Arena Fonte Nova por el Grupo B de la Copa América.

En la charla en el aeropuerto, Juan cuenta que salió desde Tucumán y que se encontrará con su hermano en Salvador. Tuvo que tomar un vuelo hasta Buenos Aires y de ahí otro a Brasil. Prácticamente pasó una noche durmiendo sentado en Ezeiza. Fernando viajó en auto desde Santa Fe hasta Buenos Aires y se encontró ahí con un amigo que se suma a la charla. Nunca habían estado los tres juntos pero todos coincidieron sin dudarlo: el viaje es por Messi, a quien no siquiera les hizo falta nombrar.

¿Qué necesita Argentina para clasificarse a cuartos de final en la Copa América?

No son los únicos. En Salvador casi todos los argentinos (también los brasileños, los colombianos, los europeos y todo aquel que se interese por el fútbol) hablan de Messi. Dicen que Leo es el más grande, que esta vez se le tiene que dar, que si todavía no lo viste en vivo y en directo lo disfrutes porque es único y que “no importa nada, vine por La Pulga”.

Hinchas Fans Argentina Colombia Copa America 2019

Sale Argentina a la cancha. En el Arena Fonte Nova hay 35 mil espectadores y, a juzgar por las camisetas, un tercio estaban alentando a la Albiceleste. Aunque parecía menos, mucho menos. Por momentos el aliento para Colombia se volvía ensordecedor y cuando la tenía el equipo de Scaloni los silbidos inundaban el estadio. Ningún “vamos, vamos Argentina”, ni “Brasil decime qué se siente” ni ninguna de las canciones que sonaron en la previa en la calle o en el Fan Fest de Barra. Nada.

Adentro de la cancha la situación no ayuda a levantar a los hinchas. Argentina juega mal, hay muchas caras nuevas, jugadores con menos de 10 partidos en la Selección y algunos históricos que no logran reconciliarse con la gente. No hay onda entre las partes. Hasta que la agarra él y se escuchan algunas voces que amagan con empezar a cantar. Pero futbolísticamente no sale nada. Ni siquiera su cabezazo que era más difícil errar que convertir. Nada. Y se vuelve muy complicado conquistar a la gente que hizo un esfuerzo enorme para costear el viaje (el dólar ronda los 44 pesos argentinos y el Real, 11)  y que carga a cuestas con la eliminación en octavos de final del Mundial de Rusia y con 11 años sin conquistar un título. Y todo eso repercute no sólo en el ánimo si no en la cantidad de hinchas que se acercaron al Arena Fonte Nova. Pero decir que llegó poca gente a Salvador por cuestiones económicas es casi poner excusas, porque la realidad es que los hinchas están desganados, poco motivados. Ni siquiera los más pudientes se lanzaron sin dudarlo a este viaje. Y el primer partido de la Albiceleste no ayudó.

El artículo sigue a continuación

¿Cómo se hace para reconquistar a los hinchas con este panorama? Messi es la única respuesta posible. Y él lo sabe. Por eso cuando termina el partido sale a hablar con la prensa y se frena ante cada cámara, micrófono o celular. Brinda todo el tiempo posible. Escucha, responde todo. Sabe que es el único capaz de lograr que la gente vuelva a acercarse a la Selección, que vuelva a gritar desaforadamente por la Albiceleste. Sabe y lo asume. “Debemos sacar las cosas positivas de hoy, que creo que las hay, y pensar en lo que sigue”, dice como pidiendo paciencia y promete que “este grupo está preparado para este desafío y va a intentar sacarlo adelante”. Messi está tranquilo, habla con las manos atrás mientras sostiene su botinero. Y sonríe amablemente, y le aclara a la gente algo que es obvio pero que dadas las circunstancias debe resaltar: “No queríamos comenzar así en la Copa América, pero esto es solo el comienzo. Levantamos la cabeza y continuamos".

Hinchas Fans Argentina Colombia Copa America 2019

En Belo Horizonte, Argentina continuará su camino en esta Copa América y, seguramente, los hinchas volverán a estar ahí porque, pase lo que pase, a Messi no lo dejan solo. Pero él quiere que acompañen a todo el equipo porque sabe que los partidos no los gana un jugador, aunque sea uno de los mejores del mundo. Y porque sabe que sus compañeros -y el técnico- necesitan el apoyo mucho más que él. Messi juega en equipo.

Cerrar