Lozano, de lo poco rescatable dentro de un Napoli en crisis

Última actualización

El Napoli reafirmó que está en crisis, y esta ocasión quedó eliminado en las semifinales de la Coppa Italia, cayendo en el marcador global 3-1 contra Atalanta, que disputará la final de la competición contra la Juventus.

Los dirigidos por Genaro Gattuso confirmaron que los resultados no están de su lado, y acumulan únicamente dos triunfos en sus últimas siete confrontaciones. Lo más preocupante es el evidente desequilibrio de talento en su plantilla que será muy difícil de revertir.

La ausencia de los centrales titulares Manolas y Koulibaly obligaron a Rino a realizar modificaciones en su once inicial. Igualmente, en el mediocampo colocó a Bakayoko y Zielinski, mientras en la delantera dio la oportunidad a Victor Osimhen. Cinco modificaciones que terminaron por afectarlos.

El Napoli es una de las mejores delanteras de la Serie A, pero existe una gran diferencia entre la calidad que tiene en la delantera y la fragilidad defensiva que le ha costado múltiples resultados importantes a lo largo de todo el curso.

Vale la pena recordar que los Gli Azzurri defendían el título de Coppa Italia, que conquistaron el año pasado contra la Juventus. Y para ser realistas, la versión mostrada este miércoles 10 de febrero ante Atalanta preocupa.

Dentro de los pocos rescatables del cuadro visitante está como siempre, Chucky Lozano. El delantero mexicano marcó un gol más a su cuenta, y fue de los más insistentes de su equipo. El primer tiempo se le pudo ver como extremo derecho, pasando al costado izquierdo en la segunda mitad por el ingreso de Politano.

Estadísticamente, tuvo dos tiros a puerta, completando cinco de los siete regates que intentó. Entregó correctamente el 86% de sus pases, recibiendo tres faltas y provocando dos tarjetas amarillas en la Atalanta.

El Chucky está más fino que nunca en su carrera, pero el mal momento de su equipo está opacando destacadas actuaciones individuales. Aún les falta disputar 18 partidos en Serie A y las instancias definitivas de la Europa League, donde pueden competir bien con su plantel. Sin importar este trago amargo, aún pueden salvar la temporada.