Quiénes son los mejores jugadores en la historia del América

Comentarios()
Goal
Un repaso por los cracks más grandes de la historia Azulcrema, de 1960 a 2018.

América ha tenido futbolistas inolvidables en sus filas, ya sea por su extraordinaria calidad o por su incuestionable compromiso. Por eso, Goal hace un repaso de los mejores jugadores en la historia de las Águilas, de 1960 a 2018.


1960-1969


jose alves zague papá lobo solitario américa

José Alves (1934-): Zague. En principio fue contratado por dos temporadas, pero se quedó ocho años más con el equipo azulcrema debido a su extraordinario rendimiento. Tenía mucha velocidad, una larga zancada y excelente puntería, características que lo llevaron a convertirse en uno de los delanteros más importantes en la historia del club. Leyenda.

Javier Fragoso (1942-2014): El Chalo. Otro de los grandes delanteros azulcremas de todos los tiempos. Fue autor de uno de los goles en la victoria ante Veracruz, misma que le permitió a las Águilas conquistar el primer título en la era profesional: 1965-166. También conquistó la Copa MX en las temporadas 1963-64 y 1964-65.

Jorge Gómez (1946-): El Coco.   Al igual que el Chalo, Gómez fue clave en la conquista del primer título en la era profesional, convirtiendo un gol olímpico en el triunfo sobre los Tiburones Rojos. Durante las seis temporadas que estuvo en el América, convirtió 33 goles y posteriormente continuó su carrera en las filas de Puebla.

Ataúlfo Sánchez (1934-2015) : El Chulo. Llegó al América en 1962 procedente de Racing de Avellaneda. El nombre del arquero está escrito con letras doradas en la historia del cuadro azulcrema y del Estadio Azteca, pues disputó el partido de inauguración del Coloso de Santa Úrsula ante Torino.

Moacyr Santos (1937-): Guillermo Cañedo lo fue a ver en Brasil y no se equivocó: el delantero rápidamente se convirtió en uno de los ídolos del club. Fue bicampeón de Copa en 1963-64 y 1964-65 y Campeón de Liga en 1965-66. Posteriormente se fue a Pachuca, club con el que ascendió a Primera División.


1970-1979


Enrique Borja

Carlos Reinoso (1945-): El Maestro. Era un genio con el balón en los pies. Dotado de una técnica envidiable y una visión de juego que lo hacían un volante distinto. Todo esto le permitió ganarse el cariño de la afición y ser considerado como una insignia del club. Lo ganó absolutamente todo, siendo uno de los mejores extranjeros en la historia del futbol mexicano.

Mario Pérez (1946-): Pichojos. Apenas pudo convertir en tres oportunidades, pero su técnica, velocidad y sacrificio lo llevaron a convertirse en el mejor lateral izquierdo que ha pasado por el América. Jugó en total 303 partidos oficiales contando Liga, Copa, Campeón de Campeones y Concacaf. 

Enrique Borja (1945-): Es uno de los goleadores más recordados por los aficionados del cuadro azulcrema. Conquistó tres títulos de goleo de manera consecutiva (Liga 1970-71, 1971-72, 1972-73), marcando más de 70 goles en esas tres campañas y consagrándose campeón en la temporada 1970-71. 

Roberto Rodríguez (1946-): Monito. Jugó durante cuatro temporadas en el América, siendo uno de los extremos que tuvo el club en toda su historia. Destacaba por su velocidad, buena técnica y enorme precisión a la hora de mandar los servicios al área. Crack.

Roberto Hodge (1944-1985):  Llegó a México en 1971 y no tardó en dejar su huella en el club. Y es que convirtió un gol en la final ante Toluca, dándole el título de Liga al equipo de Coapa.  


1980-1989


zague america luis roberto alves 3

Luis Alves (1967-): Hizo la mayor parte de su carrera en el América, con el que hizo 162 goles en más de 400 partidos de Liga. Salió campeón de Primera División en dos oportunidades, igual en el Campeón de Campeones. Asimismo, levantó tres veces la Copa Campeones de la CONCACAF. Es el máximo anotador en la historia del equipo.

Antonio Carlos Santos (1964-): Es considerado como uno de los mejores mediocampistas que ha pasado por el América. En sus dos etapas con el cuadro azulcrema, el brasileño lo ganó prácticamente todo, siendo los dos títulos de Primera División (1987-88 y 1988-89) sus logros más importantes.

Héctor Zelada (1956-): Cabezón.   Los mejores años de su carrera fueron en el América, siendo recordado por el penal atajado en la final de la temporada 1983-84 ante Chivas, evitando el gol de Eduardo Cisneros y haciendo posible la conquista del campeonato de Primera División.

Alfredo Tena (1957-): Capitán Furia. Un zaguero que es recordado por su enorme capacidad de liderazgo, su entrega y voz de mando en el fondo de la última línea del equipo de Coapa. Durante casi toda su carrera fue el capitán de las Águilas.

Cristóbal Ortega (1956-): Un mediocampista que disputó toda su carrera con la playera del América, siendo el jugador que más partidos disputó con las Águilas. Con el equipo azulcrema levantó 14 trofeos, lo que lo convierten en una de las grandes leyendas del club.


1990-1999


Germán Villa

Germán Villa (1973-): El canterano azulcrema se caracterizaba por su gran capacidad en la recuperación de la pelota, así como su entrega en cada partido con el equipo de sus amores. Sus grandes actuaciones no solo le permitieron ganarse un lugar en la Selección mexicana, sino también dar el salto a Europa para jugar con el Espanyol.

Duilio Davino (1976-): Fue una pieza clave en la defensa del América, siendo capítan y uno de los grandes líderes del equipo. En su paso por el club azulcrema, ganó los títulos de Liga en 2002 y 2005.

Omam Biyik (1966-):  El camerunés fue uno de los refuerzos del América de Leo Beenhakker y formó una buena dupla con el zambiano Kalusha Bwalya. Obtuvo el campeonato de goleo en la temporada 1994-95 y el récord de 11 anotaciones consecutivas con el equipo.

Luis García (1969-): El Doctor. No estuvo mucho tiempo en las filas del América, pero le alcanzó para dejar su sello con 39 goles en 78 partidos disputados.

Joaquín del Olmo (1969-):  El Jaibo. Se desempeñaba como mediocampista ofensivo, pero al igual que Luis García estuvo muy poco tiempo en Coapa. Sus buenas actuaciones en el club le permitieron dar el salto a Holanda para jugar con el Vitesse Arnhem, de Leo Beenhakker. 


2000-2009


Cuauhtémoc Blanco América 191018

Cuauhtémoc Blanco (1973-): Muchos lo consideran como el mejor jugador en toda la historia del América. No solo destacó por su calidad y visión de juego, sino también por su personalidad y capacidad para marcar en los momentos más importantes. Por desgracia, las constantes diferencias con los directivos le impidieron tener un mejor final en el club de sus amores.

Claudio López (1974-): El Piojo. Luego de su paso por Valencia y Lazio, el delantero argentino decidió probar suerte con el América y en tres años conquistó un título de Liga, Campeón de Campeones y Copa de Campeones de la CONCACAF. Se caracterizaba por su velocidad y efectividad de cara al arco, haciéndose notar cuando más lo necesitaban.

Guillermo Ochoa (1985-): Memo. El arquero de la Selección mexicana surgió de las fuerzas básicas del América, único equipo con el que atajó en la Liga MX antes de irse a Europa. La conquista del Clausura 2005 fue su logro más importante con el equipo de Coapa.

Salvador Cabañas (1980-): Chava. Era uno de los mejores delanteros del momento. Tenía un potente remate, efectividad de cara al arco y una personalidad que le permitió ganarse el corazón de los fanáticos azulcremas. Convirtió 69 goles con las Águilas, pero sufrió un atentado que puso en peligro su vida y puso fin a su carrera.

Pável Pardo (1976-): El Bebé. Aunque surgió de la cantera de Atlas, el mediocampista alcanzó su mejor nivel con el América. Ganó los títulos de Verano 2002 y Clausura 2005, siendo titular indiscutible y jugando más de 300 partidos con el club antes de irse a Alemania, donde también marcó una época en Stuttgart.


2010-2018


Christian Benítez

Christian Benítez (1986-2013): Chucho. Al igual que Cabañas, el delantero ecuatoriano marcó una época dorada en la historia del América. En dos temporadas hizo 52 goles y conquistó el Clausura 2013, venciendo a Cruz Azul en aquella inolvidable remontada en el Estadio Azteca. Por desgracia, falleció varios meses después tras sufrir un paro cardiaco.

Miguel Layún (1988-) : Volvió a México en 2010. Y aunque sus inicios no fueron los mejores, con el paso del tiempo recuperó la confianza y terminó siendo clave en la conquista del Clausura 2013. La opinión de los aficionados cambió radicalmente con el paso del tiempo, al punto que lo consideran como uno de los grandes referentes del americanismo. 

Aquivaldo Mosquera (1981-): Tras su paso por el Sevilla, el central colombiano llegó como uno de los flamantes refuerzos del América para el Apertura 2009. Su presencia era una garantía en el fondo, siendo titular indiscutible y el gran líder de la defensa del conjunto azulcrema. De hecho, en 2012 fue considerado como uno de los mejores centrales del continente.

Moisés Muñoz (1980-): ¿Cómo olvidar el cabezazo de Moi en la final contra Cruz Azul? Es el mejor arquero que ha tenido el equipo tras la salida de Guillermo Ochoa a Europa, siendo uno de los grandes ídolos de la afición por su compromiso con los colores del club. Por ello, su cesión a Jaguares de Chiapas provocó las críticas hacia la directiva. 

Raúl Jiménez (1991-): Si bien debutó de la mano de Alfredo Tena, el encargado de explotar todo su potencial fue Miguel Herrera. El delantero no tuvo problemas para hacer olvidar la salida de Matías Vuoso, marcando 38 goles con las Águilas que no solo le permitieron ganarse un lugar en la Selección mexicana, sino también dar el salto a Europa para sumarse al Atlético de Madrid.


LOS MEJORES DE LA HISTORIA DEL AMÉRICA


América mejores por décadas

Cerrar