La llegada de Gattuso al Napoli podría reposicionar a Lozano (o no)

Comentarios()
Hirving Lozano Napoli
Getty
El Chucky, que no suele jugar donde más rinde, quizás vea menos minutos, pero al menos sería en su 'hábitat'. El partido ante Parma es un claro aviso.

El arribo de un nuevo DT a cualquier club del mundo siempre genera expectativas. No nada más en los aficionados, también en los propios futbolistas que son susceptibles de conservar su puesto o, en su defecto, pasar de la titularidad a la banca o viceversa. La incorporación de Genaro Gattuso , en lugar de Carlo Ancelotti , en el Napoli , representa una audición para un  Hirving Lozano  que, de momento, según lo visto en las prácticas y en el partido contra Parma, apunta a la banca .

Tiene varios años que Rino colgó los botines y empezó su carrera como estratega. De aquel mediocampista aferrado y multicampeón con el Milan y la Selección italiana sólo queda el recuerdo. Ahora grita y manotea desde su zona técnica. Los regaños a compañeros de equipo cambiaron a los que les realiza a sus dirigidos. La intensidad y el temperamento no los ha perdido y, seguramente, en el cuadro Azzurri será igual.

Pese a que en el pasado se caracterizó por su estilo rocoso, físico y de cortar el juego como pocos, Gattuso 'rompe' con el estereotipo del timonel de la Serie A . Apuesta por el futbol ofensivo, aunque eso no implica que descuide la defensa. Además, su dibujo lo modificó conforme fichó por otras escuadras. Eso habla de una persona que no se cierra, se adapta a la materia prima que le dan.

A continuación, en Goal   revisamos cómo varió su propuesta a lo largo de las temporadas. E, igualmente, la forma en la que el Chucky encajaría en su sistema.


¿CÓMO JUEGA GATTUSO?


Gennaro Gattuso Milan coach

En 2013 , en el Sion , donde se retiró oficialmente, tuvo su primera experiencia cuando aún estaba en activo. Fueron tres encuentros en los que ejerció su doble cargo como técnico y futbolista. Empleó tres formaciones distintas en mismo número de compromisos:  4-4-2, 4-2-3-1 y 3-5-2 . Se notaba que recién experimentaba con el tema.

De ahí se marchó al Palermo , a la Serie B . Duró poco y nada, apenas ocho cotejos antes de que lo destituyeran. Ahí de menos entendió que lo suyo era la línea de cuatro al fondo. En el mediocampo alternó entre el  doble pivote y los  interiores . Ya en la parte alta casi siempre optó por el punta acompañado de extremos a los lados. Condicionaba su planteo en función de un mediapunta: Paulo Dybala , al que le entregó su responsabilidad de trequartista .

En el Creta , de Grecia , probó con el  4-4-1-1 y el 4-4-2 . Si acaso, el club con más similitudes tácticas que el Napoli; sobre todo en el ataque. La divergencia radicaba en que sus delanteros sí fungían como '9' (Petropoulos y Mayron George): encima, altos con al menos 1.80 metros; no como Dries Mertens , Hirving o Lorenzo Insigne , los cuales ocupaban el sitio dentro del área y ninguno supera los 1.75

En el Pisa logró construir un proceso. Ascendió a la institución a la Serie B con base en un 4-4-2, aunque posteriormente descendieron. Parte de sus críticos lo atribuyeron a que abandonó esa alineación y, más allá de la diferencia de nombres, desplegó el 4-3-3 por primera ocasión durante su trayectoria.

Para la 2017-18, tras comandar a la Sub 19 del Milan, se responsabiliza del plantel mayor. En los Rossoneri prácticamente se casó con el 4-3-3. Sin embargo, en algunos momentos, dependiendo del rival —como en los octavos de la Champions League versus Arsenal —, mutaba a unos 3-4-2-1 o 3-5-2 más precavidos.

Su once más regular con el 4-3-3 lo conformaban: Gianluigi Donnaruma; Ricardo Rodríguez, Alessio Romagnoli, Leonardo Bonucci ( Mateo Musacchio ) y Davide Calabria ; Ricardo Montolivo ( Lucas Biglia o Tiémoué Bakayoko ), Franck Kessie y Giacomo Bonaventura ( Lucas Paquetá ); Hakan Calhanoglu, Suso y Patrick Cutrone ( Krzysztof Piatek ).

Milan 4-3-3 de Gattuso

Si se toma en cuenta su último antecedente, se infiere que Chucky pudiera verse beneficiado (o no). Capaz que Gattuso prefiere colocar a un referente en los 5,5 x 7,32 como  Arkadiusz Milik , Fernando Llorente o incluso a Mertens, quien no desconoce en lo absoluto esa función.  

Chcuky Lozano 4-4-3 Napoli

O, por lo contrario, no lo saca del XI y simplemente lo recorre a su posición más habitual: como extremo , ya sea por la izquierda , como jugó ante Parma a perfil cambiado , o la derecha . Tampoco debe descartarse su incursión como volante por cualquiera de las dos bandas gracias a su velocidad y regate en el uno contra uno. El capitalino se adaptaría en cualquiera de las dos mencionadas opciones viniendo desde el banquillo porque Insigne, Milik y Callejón se perfilan para el tridente titular.

Chucky Lozano volante Napoli

En el peor de los escenarios, quizás el de la Ciudad de México sufra una reducción de actividad. No obstante, eso abriría la posibilidad a que lo exploten mejor en el campo y aproveche esos minutos para lucir más, y no estar bajo la lupa por si anota o no. Esto siempre y cuando Rino no enloquezca, y traicione la idea con la que viene desarrollándose de un lustro a la fecha.

Cerrar