Las fuerzas no están tan desequilibradas

Comentarios()
Atlético Nacional
El empate de Nacional ante Caldas en Manizales es valioso y lo deja mejor posicionado de cara a la vuelta en Medellín.

Se cumplió el primer capítulo de la final en la Copa Águila 2018. Once Caldas y Atlético Nacional ya midieron sus fuerzas y dejaron la resolución del título para el capítulo final en el Atanasio Girardot.

Cinco retos de Atlético Nacional en la final de la Copa Águila 2018

En la previa, se había hablado de un choque de fuerzas dispares por actualidad, con un equipo 'Blanco' llevando una leve ventaja fundamentada en un semestre altamente positivo contra la experiencia y jerarquía propias de Nacional basadas en su historia y la gran cantidad de finales jugadas en los últimos años. Ese choque dejó una paridad en el marcador y la sensación que el Verde sacó un botín valioso del Palogrande por el trámite del partido.

El artículo sigue a continuación

El buen juego que suele exponer el Once no contaba con una cancha mojada, con charcos, difícil para jugar con la pelota al piso; algo que también afectaba al rival, pero que supo solucionar mejor con balones profundos desde la defensa, con Henríquez o la primera línea de volantes con Campuzano. En los minutos que el local dominó, mostró las credenciales que lo tiene como líder de la Liga pero fue incapaz de explotar las facilidades en la defensa de Nacional y eso le podría costar caro.

Los de Herrera por su parte volvieron al libreto conocido de aguantar los primeros minutos, controlar y atacar después y mantenerse aplicados en la táctica, hasta donde el campo o el rival lo permitieron. Volvió a carecer de las ideas en el medio para crear más, pero sacó el conejo del sombrero llamado jerarquía para igualar las cosas cuando parecía que en Medellín se iniciaría buscando la remontada.

Primera parte de la prueba de fuego superada y ahora la responsabilidad de levantar la Copa ante su gente para exorcizar la casa, volver a las alegrías recientes y continuar ampliando la época más dorada de la historia con al menos un título desde el 2011 por año. Nacional cumplió el 50% del reto y no puede ser inferior para completar lo restante, para eso tiene que volver a apelar al amor propio que lo ha mantenido a flote durante la tormenta. Las fuerzas no están tan desequilibradas.

Cerrar