Noticias En vivo
Pumas UNAM

La dualidad de Pumas en primer equipo y sus inferiores

17:05 GMT-6 06/12/17
Pumas
Mientras las inferiores del cuadro auriazul brillan en todas sus categorías, en el máximo circuito atraviesan una de las peores crisis de su historia.

Desde que Rodrigo Ares de Parga llegó a la presidencia del Patronato de Pumas, una de sus prioridades era regresar a la Cantera a los primeros planos, situación por la que fue ampliamente criticado, pues las inferiores del cuadro auriazul no habían producido nada durante los últimos años.

Sin embargo, parece que el jerarca auriazul no estaba del todo equivocado, pues mientras el elenco del máximo circuito finalizó último de la clasificación general, los equipos Sub 20, Sub 17 y de la Liga Premier clasificaron a la Liguilla sin ningún problema y los últimos dos aún se encuentran peleando por el título.

En la categoría Sub 17, los felinos podrían conquistar el título el próximo sábado, cuando reciban en la final de vuelta, en Ciudad Universitaria, a Santos Laguna, tras el empate sin goles en el encuentro de ida.

Este equipo destacó por su gran solidez defensiva, con un Williams Bravo afianzado en la portería, Juan Pablo Ramírez siendo el líder de la zaga, un Erik Lira dando equilibrio al medio campo y portando la cinta de capitán, así como con Emanuel Montejano como goleador del equipo.

Por su parte, en la Liga Premier también caminan firme rumbo al título y ese mismo día podrían asegurar su boleto a la final, pues reciben al Toluca, en la semifinal de vuelta, serie que marcha 0-0.

El equipo Sub 20 no gozó de la misma suerte, pues fue eliminado en cuartos de final a manos del Atlas, aunque en la fase regular fue muy constante, finalizando en cuarto sitio, a tan sólo dos unidades del líder América.

Sin embargo, jugadores como Alejandro Zamudio y Bryan Lozano han madurado bastante y podrían recibir oportunidad en el primer equipo de la mano de David Patiño, quien conoce a la perfección a toda esa generación de jugadores.

Hoy más que nunca es evidente la dualidad que se vive en Pumas, pues mientras en inferiores parece que se trabaja de excelente manera, en el primer equipo ha sido todo lo contrario, siendo el peor equipo del máximo circuito.