La defensa del Real Madrid hizo aguas en Tallin

Comentarios()
Alexander Hassenstein
Tres graves errores defensivos, que costaron tres goles, condenaron al equipo de Julen Lopetegui ante el Atlético de Madrid.

El Real Madrid fue víctima de sí mismo en la final de la Supercopa de Europa ante el Atlético en Tallin. La mala defensa del equipo de Julen Lopetegui condenó a los blancos a la prórroga, donde posteriormente perderían una final que llegaron a tener controlada en la mayor parte del encuentro.

Adiós a 30 meses de dominio mundial en 30 días

No se había cumplido el primer minuto de partido cuando Diego Costa hizo el primer tanto de los colchoneros en una jugada imperdonable; Sergio Ramos deja saltar cómodamente al hispano-brasileño, Raphael Varane no llegó a tiempo al corte y Keylor Navas no cubrió su palo. Una cadena de errores puso al club Merengue el partido cuesta arriba.

El artículo sigue a continuación

Después de conseguir remontar y ponerse 2-1 en el marcador, Marcelo cometió un error infantil al intentar evitar un saque de banda. Juanfran aprovechó el regalo para hacer una buena jugada en la banda junto a Joaquín Correa y éste último centró buscando la pierna de Costa, que no perdonó.

Ya en la prórroga, en el minuto 97, la defensa del Real Madrid volvió a hacer de las suyas. Diego Costa se fue con relativa facilidad de Dani Carvajal por la banda izquierda y, aunque su jugada quedó en nada, un error a la salida del balón entre Ramos y Varane culminó en el golazo de Saúl que encarriló la final.

Julen Lopetegui tendrá que trabajar en el aspecto defensivo de ahora en adelante para que errores groseros como los que ocurrieron en la noche del miércoles en Tallin no se vuelvan a repetir a lo largo de la temporada.

Cerrar