El Atlético de Madrid, esperanzado con la explosión de João Félix

Getty

La derrota ante el Liverpool aún escuece. Sin embargo, Simeone es el primero que sabe que lo bueno que tiene el fútbol es que siempre ofrece revancha y que hay que mirar hacia adelante, porque el partido más importante siempre es sl siguiente. Ahora llega la Real Sociedad, líder de la Liga, y el Cholo confía en poder mantener la buena línea de juego que el equipo tuvo ante los ingleses. Pero esta vez, alcanzando la victoria. Y para eso, confía en que João Félix siga creciendo en todas las facetas de su juego. En los últimos partidos ha dejado detalles de fuera de serie y precisamente eso es lo que quiere el Cholo que siga sucediendo. Que tenga regularidad, que sea constante y marque diferencias durante los partidos.

SIn problemas en el tobillo está brillando

El "menino de oro" portugués, después de solucionar sus problemas de tobillo del pasao curso, parece ahora plenamente restablecido y en óptimas condiciones físicas para ayudar al equipo. Ante Milan, Barcelona y Liverpool jugó de maravilla, y fue ese futbolista capaz de asociarse con todos sus compañeros y brillar en acciones técnicas realmente plásticas. 

Competencia interna en el ataque

Que João Félix es puro talento no escapa a nadie. Quizá por eso Simeone sigue queriendo más de un jugador que, cuando está con confianza, parece capaz de cambiar el rumbo de los partidos con su calidad. La competencia interna es fuerte. El luso tiene que ganarse un puesto en el ataque con competidores como Luis Suárez - indiscutible para el Cholo si está sano-, Antoine Griezmann - tres tantos en sus últimos dos partidos- Ángel Correa y Cunha - que todavía no tiene ritmo de competición tras salir de una lesión reciente-, y sabe que para ganarse el sitio en el Atleti tiene que jugar como en los últimos encuentros. Si está en su nivel, es indiscutible. Pero si lo baja, sabe que no tiene el sitio seguro en el once.

El gol, la asignatura pendiente del "menino"

João sabe que su asignatura pendiente este curso es el gol. Todavía no ha perforado la portería contraria y aunque ha consumado sus dotes como pasador, sabe que Simeone le exige goles y que cuando los haga, dará el gran salto que esperan vestuario, cuerpo técnico y aficionados. Espera la Real Sociedad, líder de la Liga y el portugués quiere demostrar que es el jugador diferencial que todos esperan.