Hablemos de Ceballos

Comentarios()
Getty
El medio en la rampa de salida del Real Madrid triunfa en la Eurocopa Sub-21 con España. Su mejor momento en dos años, desde que fichó por los blancos

OPINIÓN

Hablemos de Ceballos. Porque en una época sin Liga ni Champions, la Eurocopa Sub-21 se lleva buena parte de los focos que los aficionados al fútbol buscan. Porque está cuajando un torneo excepcional, en una España de menos a más a la que ahora sólo le separan 180 minutos de la gloria. Porque está en la rampa de salida del Real Madrid, pretendido por buenos clubes para este verano. Y porque todos estos ingredientes metidos en una misma coctelera están dando lugar a juicios erróneos y malintencionados.

Ceballos es un grandísimo jugador de fútbol. Le sobra talento. Y lo único que le falta es encontrar un equipo de la flor y nata que le dé su espacio. No lo ha tenido en el Real Madrid, como todos saben. ¿Porque a Zidane no le ha entrado por el ojo? Seguro. Pero también por el propio Ceballos, que no fue titular tampoco ni con Julen Lopetegui ni con Santi Solari. No fue siquiera un Top-14 permanente sobre el que hubiera un clamor popular entre el madridismo. Si en dos años completos sus actuaciones más destacadas han llegado en sendas Eurocopas Sub-21 (2017 y 2019), quizás sea porque en La Rojita ha encontrado (o le han sabido construir) una atmósfera que claramente no tiene en el Real Madrid. Pero seguramente también porque el nivel de compañeros y de rivales no sea tan alto tampoco.

Es una pena para el madridismo que ahora, dos años después, Ceballos tenga que salir del Santiago Bernabéu sin haber podido sacar todo el fútbol que lleva dentro. Sobre todo, porque fue una operación ilusionante. Y rentable, por mucho que no se le haya podido exprimir al máximo sobre el césped. Pero es una pena especialmente para el propio Ceballos. Porque no lo ha pasado bien en este tiempo en el Real Madrid, no ha podido disfrutarlo, y no ha triunfado como sé que deseaba. Necesita encontrar ahora su Rojita particular que le permita deslumbrar ahora también en La Liga de nuevo. Y en Europa, quién sabe. Pero semana tras semana, no cada dos años en torneos de categorías inferiores.

Cerrar