Guede: la tercera es la vencida

Comentarios()
Colo Colo
El Popular tiene argumentos de sobra para alcanzar la corona, pero debe confirmarlos para no revivir los fantasmas de semestres anteriores.

OPINIÓN


El 3-2 sobre Everton dejó a Colo Colo muy cerca del título, uno que tiene que conquistar por obligación, luego de dos fracasos a nivel local. En su tercer intento, es ahora o nunca para Pablo Guede.

El Cacique tiene argumentos de sobra para festejar a nivel local: un mediocampo mágico y creativo que propone alternativas con relativa constancia. El nivel de Jorge Valdivia y Jaime Valdés no decae y Claudio Baeza tuvo una faena perfecta a un costado de la laguna Sausalito: dio bien el 100% de sus pases, varios con intención ofensiva. Fueron 31 en total. Precisión a prueba de todo.

El artículo sigue a continuación

En el caso de la defensa, el libreto no se mueve. Matías Zaldivia, Felipe Campos y Julio Barroso tienen la libertad para escalar y todos generaron peligro en el arco contrario. Barroso, de hecho, metió el primero de los goles en posición de centrodelantero. Y, desde el borde del área, metió un zapatazo imposible para Eduardo Lobos, que rozó en el horizontal antes de colarse adentro.

Agustín Orion crece en confianza y seguridad. Se la transmite a sus compañeros y el diálogo con ellos parece fluir con rapidez. El ex Boca se convirtió en uno de los amuletos del puntero y se anota al menos un paradón por semana.

Pero fallar fue la tónica de los torneos anteriores, que quedaron en manos de los archirrivales. Antes, en el último de Sierra, también se consagró Católica. En Colo Colo hay ansiedad por lograr el objetivo. Y saben que pueden porque están mejorando partido a partido. Según Salvatierra, que estuvo a cargo del equipo en la quinta región, todo pasó como lo había planificado Guede en las últimas dos semanas. Audax Italiano, a la U y a Unión, los otros candidatos, los superó. A Everton también. Con Antofagasta empató y pudo perderlo, pero la primera fecha ya está en el pasado. Quedan dos pasos, Unión tiene algo más que decir, pero la tercera es la vencida. Y los fantasmas no están permitidos.

Cerrar