Gilbert Álvarez, la otra preocupación de River

Comentarios()
Norberto Duarte - Getty Images
El delantero de Wilstermann, una de las piezas clave del equipo boliviano, está con la pólvora encendida y hambre de gloria.

Hace un par de años atrás jugaba en la Tercera División de Bolivia, ahora es una de las máximas figuras del fútbol boliviano. Gilbert Álvarez pasa por uno de los mejores momentos de su carrera deportiva y es una de las piezas clave de Wilstermann, que quiere seguir sorprendiendo en la Libertadores cuando este jueves se mida con River .

Álvarez es una de las preocupaciones que tendrá River: el delantero está con la pólvora encendida y con hambre de gloria tras permanecer casi una década jugando en el ascenso boliviano.

Sus 11 goles en el torneo local, que lo convierten en el máximo anotador del Clausura, sus dos tantos en la Libertadores y los tres que hizo con la Selección hacen que Álvarez sea considerado como el delantero de moda en Bolivia, y no es para menos: el jugador supo ganarse el puesto de titular pese a que cuando llegó al Rojo cochabambino era resistido por la hinchada, que lo catalogaba de jugador de tercera .

Álvarez se formó en las divisiones de Tahuichi, que lo prestó a varios clubes de tercera división en pos de que ganase experiencia. Su momento cumbre llegó en 2009, cuando comandó a la selección juvenil de Bolivia que logró una recordada campaña en el Sudamericano Sub 17 y Sub 20; pocos meses después fue llamado a la Selección Mayor, por lo que los medios ya lo consideraban como el futuro crack de la Verde.

El artículo sigue a continuación

Pero su ascenso meteórico tuvo también una caída catastrófica. Se fue a probar al Cruzeiro, donde estuvo pocos meses, luego se quedó sin jugar un buen rato y, ante la necesidad, fichó por clubes de cuarta y tercera división en Bolivia, como Destroyers y Unión Maestranza.

Real Potosí lo reclutó en 2015 y Álvarez no desaprovechó la oportunidad siendo goleador de la Liga. Meses después llegó a Wilstermann, donde comenzó como suplente, pero se ganó la titularidad a base de goles.

Su espigada figura, su salto, y su oportunismo en el área son dotes que deberá atender River , pero también está su hambre de gloria. River ya tomó nota: le hizo un gol en Bolivia.

Cerrar