El Real Madrid tenía razón con Icardi

Comentarios()
Getty Images
El delantero del Inter de Milán ha sonado en varias ocasiones para reforzar la punta madridista, pero su entorno y sus actitudes acaban por alejarle

OPINIÓN

Cada noticia relacionada con Mauro Icardi en las últimas semanas es más turbia que la anterior, y es que el delantero italoargentino no está siendo protagonista precisamente por su buena labor en el terreno de juego, donde está siendo protagonista, y mucho, es en los aspectos extradeportivos. Todos y más.

Desde que Wanda Nara, su pareja, se convirtiera en su representante, las cosas se han torcido con el Inter de Milán. Una renovación que no termina de llegar después de varias reuniones, declaraciones polémicas de la propia Wanda y un bajón de rendimiento de Icardi, todo ello aderezado con una especie de telenovela alrededor que nada favorece a ninguna de las partes.

El '9' del Inter de Milán ha sonado en varias ocasiones para reforzar la delantera del Real Madrid, sobre todo este verano tras la salida de Cristiano Ronaldo, pero estas actitudes y problemas con el entorno le siguen alejando de un posible fichaje por el conjunto blanco. Porque es de sobra sabido que en el Real Madrid estos casos no gustan.

Algo parecido a lo que pasa con Neymar, salvando las distancias. Otro de los nombres que también se ha relacionado con el conjunto blanco en los últimos meses; otro jugador con un entorno complicado de tratar, como bien saben en el Barcelona.

En lo que va de semana, el Inter ha retirado a Icardi la capitanía, Luciano Spalletti -técnico del equipo- ha reconocido que el jugador se negó a viajar a Viena para el partido de Europa League ante el Austria de Viena, y este sábado, sin ir más lejos, Wanda Nara ha tenido que ver cómo un energúmeno lanzaba una piedra contra su coche.

Las negociaciones para su renovación siguen estancadas, y aunque su actual contrato expira en junio de 2021, este tira y afloja, sumado a todo lo anteriormente dicho, puede convertir todo en una auténtica telenovela, porque el amor-odio entre Icardi y el Inter de Milán viene de lejos.

Cerrar