El Barcelona sigue enamorado de Koke y Saúl

Comentarios()
Pero ambos han jurado fidelidad al Atlético y el club azulgrana apenas tiene una opción preferencial en caso de que el segundo decida irse.


EDITORIAL

Si hay dos jugadores que se le han resistido al Barcelona los últimos años esos son Koke Resurrección y Saúl Ñíguez, los dos centrocampistas titulares del Atlético de Madrid que hoy volverán a abrir la Liga si logran ganar en el Camp Nou. Se trata de dos futbolistas por los que en el club barcelonista suspiran desde hace años y a los que nunca han dejado de querer vestir de azulgrana.

El interés por Saúl se remonta al año 2013 pero los intentos se alargaron hasta el pasado mercado de verano, cuando el Barcelona, temeroso de acabar perdiendo la oportunidad de fichar a Philippe Coutinho como finalmente sucedió, advirtió al Atlético de que "iba a pagar su cláusula de rescisión" según reveló en octubre Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado colchonero, en Onda Cero. "Bartomeu me llamó este verano pero lo que no sabía es que tres días antes habíamos firmado el nuevo contrato y su cláusula subía de 80 millones a 150" explicó.

El artículo sigue a continuación

El Barcelona mantiene una opción preferencial sobre el centrocampista de 23 años desde que en 2013 la incluyera en el traspaso de David Villa. Entonces su cláusula era de 45 millones, que pasó a 80 al cabo de pocos meses para aumentar hasta los 150 millones de euros que vale actualmente. De momento el club azulgrana ha renunciado a su incorporación y se ha asegurado la llegada de Coutinho en invierno pero no le perderá de vista igual que a Koke, quien estuvo a solo un paso de convertirse en nuevo jugador azulgrana en verano de 2014 tras ganar la Liga, precisamente en el Camp Nou.

"Acabábamos de ganar la Liga, ¿cómo me iba a ir?" ha comentado Koke en ocasiones sobre su traspaso frustrado al Barcelona, dispuesto a pagar los 60 millones que costaba entonces su rescisión. El Atlético no tardó en responder a la declaración de amor del centrocampista y le igualó la ficha que le ofrecía el Barcelona, cercana a los seis millones netos anuales, y aumentó su cláusula de rescisión hasta los 150 millones de euros el pasado mes de mayo.

Así, sacarles del Wanda Metropolitano vale hoy 300 millones de euros, una suma parecida a lo que han costado Ousmane Dembélé y Coutinho. Sin embargo, el dinero no fue suficiente para convencer a ninguno de los dos. Para bien o para mal, hay cosas, como el sentimiento rojiblanco de Koke y Saúl, que el dinero todavía no puede comprar.

Próximo artículo:
¿Cuándo juega Chivas? Partidos, resultados y calendario en el Clausura 2019
Próximo artículo:
San José salva un punto frente a Nacional Potosí
Próximo artículo:
Chivas vs Toluca: goles, resumen y videos
Próximo artículo:
En qué canal juega Chivas
Próximo artículo:
Limón llega a la cima tras sorprender a Herediano
Cerrar