Noticias En vivo
Real Madrid

Cómo jugará el Real Madrid ante el Valencia sin Varane

3:44 GMT-5 27/08/17
Raphael Varane, Real Madrid, Lionel Messi, Barcelona
Las ausencia del francés, junto a las bajas de Vallejo y Ramos, dejan a Zidane con problemas para confeccionar el equipo.

ANÁLISIS


El Real Madrid afronta su estreno liguero en el Bernabéu con un complicado partido ante el Valencia, tanto por la entidad del rival como por las bajas de los merengues en defensa, ya sea por sanción, caso de Sergio Ramos, como por lesión, como Vallejo y Varane, el último en sumarse a la lista de ausencias.

Noticias de LaLiga Santander

Las alternativas de Zinedine Zidane para confeccionar la defensa pasan por buscar acompañantes a Nacho. Casemiro y Llorente, cambiados de posición, son las opciones más reales, siendo la entrada del canterano Tejero un recurso más remoto. Además, el técnico galo ha deslizado en rueda de prensa que podría cambiar de esquema.

Por ello en Goal planteamos tres posibilidades:


4-4-2


El dibujo sería un 4-4-2. Casemiro ejercería de central improvisado y la medular se mantendría, estando Kroos y Modric a la misma altura de juego. Al haber laterales puros en el equipo (Carvajal y Marcelo), los interiores podrían ser jugadores con llegada y de carácter ofensivo: Isco, Asensio.



3-5-2


No es la primera vez que el Real Madrid de Zidane juega con un dibujo tan asimétrico como un 3-5-2, tan propio de los entrenadores italianos y donde las bandas juegan un papel primordial. Ante la ausencia de centrales puros, Marcelo y Carvajal se incrustarían más en el centro, lo que obligaría a que los hombres de ambos flancos tuvieran mucho recorrido, de ahí la entrada de Theo y Lucas, con mayor sacrificio defensivo y más capacidad de obrar como carrileros.


3-1-4-2, con Casemiro de único pivote


Es un esquema parecido al anterior, con la variante de Casemiro, quien estaría unos metros por detrás de la línea del centro del campo y por delante de la defensa, asumiendo el rol de pivote, casi de líbero, para ayudar a sus compañeros de la zaga. Su presencia permitiría que los interiores o extremos no tuvieran que sacrificarse tanto en el trabajo defensivo, por lo que podrían entrar en el equipo jugadores más ofensivos como Isco o el propio Lucas, quien también podría echar una mano en la retaguardia, o el propio Asensio, como alternativa a Lucas.