Andrés Guardado, un ídolo nato

Comentarios()
El tres veces mundialista cuenta con un talento y carisma únicos que lo han ayudado a conquistar todos los lugares donde ha jugado.

En noviembre de 2017, Quique Setién, el técnico del Real Betis llenaba de elogios a Andrés Guardado: “Seguramente será el mejor futbolista que he entrenado y que voy a entrenar en cuanto a su recorrido. Es un futbolista con muchísimas virtudes", fueron las palabras que utilizó en una entrevista para un diario local.

Poseedor de una magnífica técnica individual y una facilidad exquisita para leer el futbol, El Principito es una indiscutible referente del balompié azteca en los últimos 30 años. Institución a la que pertenece, termina ganándose el respeto de compañeros, staff y aficionados. En Goal analizamos las cualidades del mediocampista dentro y fuera de la cancha y qué lo ha llevado a conquistar el corazón de los seguidores a la pelota.

Con solo 20 años y menos de 30 partidos en el máximo circuito apareció como titular en el crucial duelo de la Copa del Mundo 2006 entre Argentina y México. Se mostró como si tuviera toda la vida de profesional y su permanente sed de protagonismo lo hacía pedir el balón sin dudar. El Tri quedó eliminado, pero veía el nacimiento de un joven con madera de ídolo.

La Fiel afición del Atlas lo arropó como su nuevo referente y le brindó una cálida despedida en su salida rumbo a España. El Deportivo la Coruña sería su nueva casa, el primer club que apostó por él en el balompié del Viejo Continente.

Cinco años y más de 100 partidos defendiendo la casaca del Depor respaldaron un dulce momento en la carrera del mediocampista mexicano. Galicia era su casa y era tratado como el chico consentido, aquel que desbordaba por la banda y generaba desequilibrio con esa educada pierna zurda.

Andrés Guardado

Sudáfrica 2010 fue el punto intermedio de su aventura por España y uno de los lapsos más amargos de su carrera. Tenía que ser titular en ese Mundial, pero algo inesperadamente salió mal.

Andres Guardado y Georginio Wijnaldum.jpg

Con Valencia y Bayer Leverkusen vinieron los momentos más agrios de su carrera, pero necesarios para marcar un punto de inflexión. Al no encontrar cabida en el cuadro titular de ninguno de las dos escuadras, tuvo que dejar el extremo izquierdo para empezar a desempeñarse como lateral. Miguel Herrera para Brasil 2014 apelando a la improvisación le encontró un hueco en el interior izquierdo, rol que entendió a la perfección, cumpliendo con un maravilloso papel en el certamen.

México

Andrés recaló en el PSV y con ello la mejor decisión de su carrera. Como los buenos vinos maduró, aprendió a dominar los tiempos en el medio terreno y se robó la Eredivisie por tres temporadas. La afición lo reconoció y lo arropó tal y como a su hijo pródigo.

La zona de confort nunca será opción para él, optando por dejar a los Granjeros y emigrar a la que podría ser su última oportunidad en una liga de élite. Betis lo sedujo y ha firmado una media temporada digna de MVP de la liga española. Sus compañeros han entendido su valía y lo reconocen en cada oportunidad.

Joaquín

Nadie puede dudar del liderazgo de uno de los jugadores más prolíficos que ha formado México en los últimos años. Un conquistador de aficiones, un motor del mediocampo. Es Andrés Guardado, un ídolo nato.

Cerrar