Noticias En directo
Barcelona

Valverde insiste con Rakitic a pesar de su nueva ausencia: "No me sobra"

19:43 CEST 31/8/19
Ivan Rakitic Barcelona
El 'txingurri' defiende la continuidad del croata pero le priva de la titularidad por tercera vez consecutiva y le deja sin jugar en El Sadar.


EDITORIAL

Asegura Ernesto Valverde que el mercado no condiciona sus alineaciones pero no encuentra explicaciones satisfactorias para argumentar el ostracismo de Ivan Rakitic, uno de los jugadores más utilizados por el 'txingurri' desde que asumió el banquillo hace dos temporadas, y cuya continuidad está discutida a la espera de que el PSG o la Juventus concreten una propuesta satisfactoria. Lo cierto es que nunca desde que fichó por el Barcelona el croata se había caído del once en tres partidos consecutivos por decisión técnica.

"¿Qué quieres que te diga?" arrancó Valverde tras empatar en El Sadar. "El año pasado cuando jugaba Ivan se quedaba Nélson en el banquillo, el otro día jugamos un buen partido y hoy repetimos alineación con Sergi en la media, tengo muchos para elegir y luego entró Arthur". El entrenador barcelonista señaló que "es una excelente pregunta para formular con cualquier nombre porque tengo mucha nómina de centrocampistas e Ivan es un gran jugador, pero tengo más grandes jugadores". En resumen, Valverde concluyó que "Ivan no me sobra".

Pero nadie lo diría. De ser uno de los más utilizados ha pasado a ser el sexto centrocampista en cuanto a minutos disputados, lo cual no casa demasiado con la insistencia del entrenador en cuanto a su importancia. A menos que esté pendiente de lo que pueda suceder en el mercado, claro está, pero Valverde asegura que su futuro no le condiciona "en absoluto" y añadió que "si creo que va a venir bien Arthur porque tendremos la pelota le pongo, si creo que Rakitic puede estar bien de interior derecho lo pongo, si quiero romper un partido pongo a Arturo", que también ha perdido mucho protagonismo.

Ambos pueden abandonar el club en los próximos días pero también pueden quedarse. Será entonces cuando acabarán las preguntas en cuanto al ostracismo de Rakitic porque esta vez el discurso de Valverde, habitualmente coherente con su forma de hacer, tiene poco que ver con sus gestos.