Tarde pero seguro: los cambios de Sampaoli mejoraron a la Selección argentina

Comentarios()
FRANCISCO LEONG/AFP/Getty Images
El DT mandó a la cancha a Banega y a Pavón para tratar de ganarle a Islandia y, con ellos, el equipo mejoró. ¿Debían entrar antes?

El debut de la Selección argentina estuvo lejos de ser el ideal. El 1-1 ante Islandia dejó una imagen gris, no solo por el desempeño del equipo, sino por lo planteado por Jorge Sampaoli en el comienzo del partido: ante un rival que se sabía inferior, el DT eligió un once más prudente de lo esperado y que, en el complemento, debió cambiar para intentar romper la defensa del conjunto europeo.

Si la ausencia de Éver Banega entre los titulares ya sorprendía, quedó de manifiesto la necesidad de su presencia cuando su ingreso en lugar de Lucas Biglia, a los 10' del segundo tiempo. Con él en cancha, la Albiceleste comenzó a mejorar y a tener mayor fluidez en ataque, algo que el propio entrenador reconoció como un déficit en el encuentro: "Hay que tener muchas más variantes ofensivas que nos permitan sumar más líneas y generar mayores posibilidades de gol".

En esa línea, el ingreso de Cristian Pavón le permitió, precisamente, romper líneas por afuera, algo que el planteo contrario le exigía al seleccionado casi desde el primer minuto. El delantero de Boca entró a los 75' y ese ratito le alcanzó para, bien pegado a la línea izquierda, generar dos situaciones: una que debió haber sido penal por una falta que recibió de Saevarsson y otra con un centro cruzado que, primero, Agüero no llegó a conectar y que, luego, terminó salvando Halldórsson.

¿Deberían haber entrado antes? O, peor aún, ¿deberían haber sido titulares? Las respuestas solo las tiene Sampaoli, pero lo que quedó en evidencia es que Argentina necesitará ser menos previsible.

Cerrar