Ronaldo llora y el Real Madrid arrolla

Comentarios()
Getty
El equipo blanco destroza a la Roma (3-0) en una abrumadora exhibición coral. El resultado, corto. Lopetegui aprueba la reválida europea

OPINIÓN

Han pasado cuatro meses, pero la vida sigue igual. Han cambiado muchas cosas desde entonces, pero la vida sigue igual. El pasado 26 de mayo el Real Madrid alzaba al cielo de Kiev su Decimotercer título de Champions League tras pasar por encima del Liverpool, y el retorno a la competición europea este miércoles ante la Roma trajo consigo esa misma sensación de superioridad merengue cada vez que el balón de estrellas echa a rodar. El 3-0 al cuadro giallorosso se antojó corto en un Bernabéu entregado para la causa, visto lo visto sobre el césped.

El artículo sigue a continuación

Y es que el cuadro de Lopetegui pasó por encima del último semifinalista europeo y verdugo culé. Literalmente. Y lo hizo además con una exhibición coral que promete ser el sello de este nuevo Real Madrid. El dato revelador: diecisiete remates sólo en la primera parte (más que cualquier otro equipo en la primera jornada), y con la firma de hasta ocho jugadores diferentes. La Roma estaba dando gracias de ir perdiendo sólo 1-0 al paso por los vestuarios. Fue Isco el que abrió el marcador, por cierto. Con un golazo de falta directa desde el balcón del área. Como Messi un día antes. Simbólico.

Aunque más significativo todavía es que a esa misma hora, pero a 350 kilómetros de distancia, Cristiano Ronaldo abandonaba el verde de Mestalla entre lágrimas tras ser expulsado. El luso reconoció el domingo que anda un poco ansioso tras su traspaso a la Juventus. De momento, parece que el ‘7’ echa más de menos al Real Madrid que viceversa. Aunque no hace mucho se pudiera pensar justo lo contrario.

De vuelta al Santiago Bernabéu, Gareth Bale terminó de poner tierra de por medio antes del cuarto de hora de la segunda parte. Lo hizo con su marcador, al que le levantó las pegatinas para batir a Olsen de milimétrico tiro cruzado. Y lo hizo en el electrónico, poniendo el 2-0 que trajo la tranquilidad al Real Madrid. Que hasta el final anduvo gustándose sobre el césped del coliseo blanco. De Keylor se habló más en la previa -cuando se supo que dejaba a Courtois en el banquillo-, que durante los noventa minutos de partido. Isco, Asensio (que también fue suplente), Kroos, Modric, Casemiro, Bale, Benzema, hasta el debutante Mariano con un soberbio chut para el 3-0 final… imposible quedarse con un único jugador a señalar en los locales, sino con el grupo en su conjunto. A este mismo nivel, pocos aguantarán el peso de este Madrid tan coral. Incluso en la Champions, que era la gran incógnita esta temporada. 

Cerrar