Noticias En directo
Wolverhampton Wanderers

Raúl Jiménez, de estrella en el Wolves a lo que pudo haber sido en China

3:47 CET 27/3/20
Raul Jimenez Wolves 2019-20
Guangzhou, Jiangsu y Tianjin coquetearon con el atacante y le ofrecieron las 'perlas de la virgen', pero algo le pasó.

Raúl Jiménez es la estrella hoy en día en el Wolverhampton y uno de los futbolistas más llamativos en una de las ligas más competitivas del mundo como lo es la Premier League. Pero, en algún momento, esa historia pudo ser diferente si hubiese tomado otra decisión en su futuro: China.

Pocos se acuerdan de que el delantero estuvo muy cerca de abandonar su sueño europeo apenas unos años atrás cuando su carrera parecía no despegar desde que había llegado en 2014-15 a España.

Luego de una temporada en la que prácticamente resultó invisible para Diego Simeone en el Atlético Madrid, el Lobo de Tepeji se marchó inicialmente cedido al Benfica. Ahí aprovechó sus oportunidades con goles, por lo que las Águilas decidieron comprarlo a cambio de 22 millones de euros (mde); una cifra récord hasta la actualidad. Sin embargo, nunca pasó del papel de suplente de lujo al margen de lo valioso de sus anotaciones en finales o partidos importantes.

A principios del 2017, durante el mercado invernal, Alonso recibió la propuestas de tres escuadras de la Superliga de China: Guangzhou Evergrande, Jiangsu Suning y Tianjin Quanjian, de acuerdo con información de A Bola y Récord. Pretendían pagar por él 50 millones de euros, una cifra que se acerca a su monto en el presente gracias a su nivel en Inglaterra.

Incluso, según la fuente citada, su representante, Jorge Mendes, el 'James Bond' del balompié, y el presidente del Benfica, Luís Filipe Vieira, se trasladaron hasta allá para dialogar con los interesados; no obstante, este les solicitó descartarlo porque aún quería quedarse en el Viejo Continente.

Seis meses más tarde, Jiménez Rodríguez no partió ni a Cantón, Nankín o Tianjin, pero sí a un elenco propiedad de un chino: Guo Guangchang, un magnate catalogado como "el Warren Buffet asiático" por la revista de finanzas y negocios Forbes, y dueño del conglomerado y grupo inversor Fosum. Es decir, al Wolves, entidad que trabaja muy de la mano con Gestifute, agencia de representación deportiva que es de Mendes y de la cual Guangchang adquirió el 20%.

Así, el lusitano colocó a Jiménez ahí inicialmente en calidad de préstamo y luego ya transferido posteriormente de un desembolso de 37.5 mde. Mendes también trajo a compatriotas suyos como el técnico Nuno Espírito Santo, Diogo Jota, Rui Patricio, Rubén Neves y Joao Moutinho.

El tiempo le dio la razón a RJ9. No sucumubió ante el yuan y los sueldos estratosféricos de la Superliga. Encontró su lugar en el mundo y, de paso, evitó estar en el lugar de origen de la pandemia de coronavirus.