Las razones de la salida de Luis Fernando Suárez del Junior

Comentarios()
Getty Images
Alejandro Char, presidente del club, explicó los motivos que llevaron a la decisión de no contar más con el mundialista como director técnico.

La sorpresiva salida de Luis Fernando Suárez del Junior fue explicada por el presidente del 'Tiburón', Alex Char, en conferencia de prensa.

Según el dirigente, "Suárez se va principalmente porque el rendimiento deportivo del equipo no viene mejorando y nosotros creemos que en un trabajo que se hace en una institución como Junior, el rendimiento deportivo debe ir creciendo a medida que avance el tiempo y esto no está ocurriendo".

"Realmente ha habido un inconformismo con el rendimiento que hemos visto y creemos que no se compadece con la nómina que tiene Junior", agregó Char al respecto. Y si de los números se trata, la decisión tiene bases sólidas. Así lo analiza Goal:

Suárez recibió a un Junior campeón de la Liga Águila y subcampeón de la Copa Sudamericana, con tal vez la mejor nómina por nombres, trayectoria y hasta los sueldos mismos de los jugadores. Una afición exigente, pero que responde, estaba a la expectativa de lograr una figuración importante en la Copa Libertadores 2019.

Para sostener el proyecto, Junior sostuvo a Víctor Cantillo y Luis Díaz, jugadores con mercado internacional, así como a los referentes Teofilo Gutiérrez y Sebastián Viera, entre otros. Además se reforzó con Michael Rangel, Roger Torres, Freddy Hinestroza y el fichaje bomba del mercado: Matías Fernández. Entonces, la fórmula parecía infalible: equipo campeón, plantel importante reforzado, técnico mundialista y afición feliz. Estaba todo mezclado para que el éxito se siguiera prolongando.

El artículo sigue a continuación

Así están las cuentas para clasificar a los Cuadrangulares de la Liga Águila 2019-I

Se quedó con la Superliga ante Tolima en Ibagué y tuvo un buen arranque en la Liga para catapultarlo a los primeros lugares, un colchón de puntos y anímico importante para el gran desafío: la Libertadores. Pero ahí empezó la debacle, pues desde la derrota ante Palmeiras en el Metropolitano, Junior solo pudo ganar dos partidos de dieciséis disputados en ambos torneos. La racha de derrotas fue la constante en el torneo continental, mientras que en la competencia local no se pasó del empate y solo sumó de a tres ante Huila.

Resignado en poder continuar en la Copa, fecha tras fecha, fue aplazando la clasificación a los Cuadrangulares, a tal punto que llega a la última jornada con posibilidad de quedar eliminado pese a tener 30 puntos. De encantar con un juego vistoso y victorias contundente, pasó a sufrir con cualquier rival, sin importar dónde se jugara. Se le sumó que Fernández nunca pudo despegar y terminó suplente, después lesionado. También un bajón de rendimiento en varios jugadores claves.

En definitiva, el Junior con Luis Fernando Suárez dirigió 26 partidos, con 8 victorias, 12 empates y 6 derrotas. Un 46% de rendimiento que no lo pudo salvar ni la oportunidad de defender el título, ni la posibilidad de clasificar a la Copa Sudamericana si derrota a Melgar en la última fecha del grupo por la Libertadores. Desde esta perspectiva, las palabras de Char tienen la razón y la salida de Suárez está plenamente justificada.

Cerrar