La hoja de ruta del Atlético de Madrid con Saúl y Morata

Saúl Morata Atlético MadridGetty Images

Hasta 15 clubes están excedidos en su límite de coste salarial y se están topando con las restricciones económicas de LaLiga para poder fichar. A nadie le sobra nada. El Atlético de Madrid no es la excepción a esa regla. Según ha podido saber GOAL, el conjunto colchonero está ahora mismo bastante excedido en su "fair play" y debe ajustarse a la 'regla del 1 a 3' (por cada millón que invierta debe generar ahorros y plusvalías por tres). En ese contexto financiero, el Atlético es consciente de que no puede dar pasos en falso. Después de una ampliación de capital necesaria -el club no habría podido mantenerse a flote sin ese movimiento-, las restricciones económicas marcan a realidad del Atleti. A pesar de lograr estar en Champions por décima temporada consecutiva y de los ingresos que eso genera, el club necesita encontrar nuevos ingresos, rebajar masa salarial y sobre todo, aminorar su deuda financiera neta, que antes de la ampliación ascendía a 500 millones de euros.

"Fair play" excedido, margen de maniobra pequeño

A partir del 1 de julio, el Atlético liberará las fichas de Luis Suárez, Héctor Herrera y seguramente, Sime Vrsaljko, que está en rampa de salida, pero también tendrá que cargar ahora con los salarios de Álvaro Morata, Saúl Ñíguez o Ivo Gbric, que regresan a Madrid tras finalizar su contrato de cesión. El club está excedido en su "fair play", anda pendiente de negociar un nuevo "naming" del estadio Metropolitano (acaba el patrocinio de 'Wanda') y aunque la prioridad es fichar un lateral derecho, algo en lo que coinciden Simeone, Berta y Gil Marín, el margen de maniobra es muy pequeño. Se busca ese lateral derecho y después, un mediocentro que compita con Kondogbia. Interesa Carlos Soler, del Valencia, pero no es una prioridad y antes de poder acometer su llegada, habría que generar un espacio salarial con alguna venta. Con Soler ha habido contactos, pero no oferta en firme de club a club.

El plan pasa por contar con Saúl y Morata

Estando en una situación comprometida, al Atleti le ayudaría mucho lograr una buena venta antes del 30 de junio, porque esa venta impactaría en sus cuentas y aliviaría su "fair play". En todo caso, el Atleti no quiere "vender por vender". Sabe que es un mercado a la baja, que hasta 15 de los 20 clubes de LaLiga están en las mismas y precisamente por eso, sabe que este será un verano realmente largo, donde no puede permitirse errores. Y ahí es donde el club pone en valor a dos jugadores que tienen contrato en vigor: Saúl y Morata. Los dos están más dentro que fuera del Atleti. Los dos tienen abiertas las puertas del club y los dos no supondrían una carga económica "extra" para el club, porque tienen contrato en vigor. La postura, guste más o menos, es clara: mejor quedarse con dos piezas de su nivel que cederlos o venderles por poco dinero para luego tener que encontrar susitutos en el mercado que saldrían incluso más caros.

Saúl y Morata, más dentro que fuera

El Atleti ya ha hablado con Morata y el delantero no tendría problema en volver a Madrid. Si ni la Juventus paga lo acordado (35 millones), ni aparece ningún club europeo capaz de abonar esa cantidad, Morata volverá a vestir la rojiblanca. A pesar de que se estudió una renovación y posterior cesión a Turín, el Atlético no cede. O le ponen el dinero que se pide por Álvaro o jugará en Madrid la próxima temporada. Desde el club insisten a GOAL: ya han hablado con Álvaro, sabe que está más cerca de quedarse que de volver a salir y ni Morata tiene ningún problema con el Cholo, ni el Cholo con Morata. Con Saúl, que se acaba de casar hace unos días, el escenario es muy parecido. Siempre tendrá abiertas las puertas del club, se confía en su nivel y salvo que llegue una oferta irrechazable, comenzará la pretemporada con el Atlético. Hay una charla pendiente pero la sintonía entre las partes es positiva.

Un verano largo..a expensas de una posible venta

Será un verano muy largo. Para el Atlético y para todos los clubes que tienen el "fair play" excedido, porque tendrán un margen de maniobra realmente pequeño en el mercado. Así que, salvo que llegue una gran venta antes del 30 de junio, algo que abriría un nuevo escenario, en el Atleti tienen la hoja de ruta trazada: fichar un lateral derecho, intentar traer alguien que compita con Kondogbia y contar con Saúl Ñíguez y Álvaro Morata para el próximo curso. Gustará más o menos, pero ese es el plan.