La desesperación de Hazard: "Está más en forma que nunca"

Hazard, Real MadridGetty Images

Por Jorge C. Picón - Cuando Eden Hazard llegó al Real Madrid en 2019 nadie podía imaginar que, apenas tres años después, fuese un jugador residual en la plantilla que actualmente dirige Carlo Ancelotti. En el Clásico del pasado domingo no estuvo ni un minuto sobre el césped y encadenó su quinto partido consecutivo sin jugar. La última vez que se vistió de corto fue el pasado 19 de febrero, hace ya un mes, contra el Alavés en Liga. Jugó solo seis minutos de aquel duelo. Antes, había jugado nueve contra el PSG y lo mismo contra el Villarreal.

Por si fuera poco, el duelo contra el FC Barcelona se suma a su lista negra: no ha jugado ni un minuto en los siete Clásicos que se han disputado desde que llegó al Madrid. Sin embargo, este último es muy distinto al resto. Así lo comenta el entorno del jugador en Goal, el mismo que no entiende la actual situación del belga ahora que ha dejado atrás las lesiones. "Tenía muchísimas ganas de jugar el partido. Está triste", aseguraban personas cercanas al futbolista. "Nunca ha estado tan en forma como actualmente. En toda su carrera", añaden respecto a las críticas que está recibiendo por su estado físico.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram del Real Madrid y recibe todo el contenido de Goal sobre tu equipo al instante en tu móvil

El artículo sigue a continuación

Sin duda, es una situación encallada en el Real Madrid y que parece tener difícil solución. El futbolista solicita mayor protagonismo, pero Ancelotti no está por la labor. El italiano tiene otras preferencias: Vinicius es indiscutible en el extremo izquierdo mientras que Rodrygo y Asensio pelean por un puesto en el derecho. El coto está cerrado para esos tres futbolistas y ni Hazard ni Bale han podido romper la dinámica. A pesar de todo, Carletto tira de experiencia en rueda de prensa y ensalza la profesionalidad de Eden como la de otros jugadores que cuentan con menos minutos.

Su continuidad o no en la plantilla se pondrá sobre la mesa el verano que viene. La idea del club es darle salida, aunque la única fórmula posible parece una cesión pagando parte del salario. Se trata de un fichaje que está lejos de ser amortizado y solo una venta muy por encima de su actual precio de mercado sería rentable, aunque el sueldo del futbolista (en torno a 14 millones netos) hace inviable que pueda ser vendido. Inglaterra se presupone como el mercado ideal, aunque el Chelsea era el destino más interesante y, con las sanciones del gobierno británico a Abramovich, se antoja imposible realizar la operación actualmente.

Por su parte, el jugador espera y está dispuesto a llegar a un acuerdo para solucionar esta difícil situación que atraviesa siempre y cuando no le perjudique. Se trata de un caso en las oficinas del club que, seguro, será uno de los temas calientes durante el mercado de fichajes.